Pepe Ortiz. El último zapatero de Torrent


IMG_1364web

Artesano de la piel, José Vicente Ortiz es el último zapatero que fabrica a mano botas, zapatos y zapatillas de ciclismo.

José Vicente Ortiz nos recibe, sonriente, en su pequeño taller. Trato de comprender, con una mirada rápida y disimulada, todo lo que en ese espacio me rodea. A la mente me viene, de inmediato, la medina de Fez. El entorno me recuerda a los talleres artesanales de cualquier zoco musulmán y el interior del obrador el caos absoluto.

El penetrante olor a urdimbre y pegamento, junto con las cajas de cartón y restos de retales de piel curtida esparcidos por doquier, esconden una profesión tan antigua como apasionante, y una forma de trabajar lenta y perfeccionista capaz de crear, paso a paso, un producto imprescindible. Necesario como la ropa y elegante como el sombrero, los zapatos que se fabrican en el taller de Pepe Ortiz son verdaderas obras de arte, el trabajo minucioso de un artesano que fabrica a mano botas de montaña, sandalias, zapatillas de ciclismo y zapatos de vestir.

José Vicente Ortiz es el último zapatero de Torrent. En mitad de la tormenta de la feraz competencia de lo que viene importado de fuera, Pepe se defiende de la ventisca, como un montañero aferrado a la roca  tratando de sobrevivir. Aguanta las presiones de un mercado tan duro como injusto, y subsiste a unos precios que insultan la dignidad del trabajo humano. Pepe pertenece a una generación desaparecida donde las cosas se hacían bien y para siempre, a esa generación de objetos que antes te aburrías que se rompían, y que al final de su vida, antes de tirarlos, les rendías un pequeño pero emotivo homenaje frente al cubo de la basura.

Confieso que este texto puede parecer una publicidad intencionada a lo que fabrica, y vende, un buen amigo que además fabrica, zapatillas para bici. Es posible, pero cuando traspasas la puerta de su taller, todo se transforma en autenticidad y recuerdas, de la infancia, los oficios  perdidos. La industria de Torrent se basaba, hasta mediados del siglo XX, en tres sectores que conformaban sus principales  pilares económicos  junto con la agricultura:  el zapato, el chocolate y las escobas. De los escoberos de Torrent que las fabricaban en la misma calle utilizando cañas  del Palmar y esparto de la sierra Perenxisa, sólo pude conocer a uno: el Mut, un granerer sordomudo que hacía sonar un cornetín por las calles para avisar de su presencia y hacer in situ, las escobas.

Foto de Eduardo Montoro

Las mujeres les bajaban los palos y sobre ellos el Mut les confeccionaba, sentado en el suelo, con una maestría y rapidez extraordinaria, la principal herramienta para mantener limpio el hogar. Del chocolate torrentino, tan sólo queda una fábrica y aún hoy elaboran bollos redondos de chocolate en polvo que bien calentado se convierte en chocolate a la taza. Y de zapateros, sólo uno, Pepe Ortiz. Y por eso soy consciente de que estas imágenes serán, en el futuro, testimonio no solo de una profesión, sino de toda una sociedad.

Pepe es hijo de Arturo, zapatero, y nieto de Ricardo, también zapatero. En los años veinte su abuelo dirigía una fábrica  de propiedad estatal  que confeccionaban calzado a nivel industrial. Su padre y su hermano crearon Artesanías Ortiz, y tras la muerte de su padre y la jubilación de su hermano, Pepe siguió con la tradición desde 1994 hasta la actualidad. Fabrica cuarenta pares de zapatos al día, unos doscientos a la semana, él solo. A veces le ayudan otros operarios cuando hay pedidos extra. Vende su calzado en Barcelona,  Canarias, Andorra y Madrid, y por eso dos o tres meses al año cierra su taller y se va, maleta en mano, a visitar nuevos clientes y mantener, a duras penas, los que le quedan.  Porque José Vicente, Pepe para los amigos, lo hace todo y no pierde, por mal que le vayan las cosas, su eterna sonrisa.

Le observo en silencio mientras me fabrica a medida, unas botas de montaña. Previamente las ha diseñado, dibujado, y seccionado en cartoncillos los patrones. Cortadas a mano, cosidas y pegadas las piezas, la piel es rebajada con delicadeza, poco a poco. Guarnecidas las partes y montadas sobre la horma, las puntas, palas, talón y suela encajan perfectamente. Eleva la bóveda y coloca debajo  el cambrillón, que es como el alma metálica del zapato, una lámina muy dura situada entre el tacón y el antepié que ayuda a que el calzado flexione adecuadamente y coincida con la zona de articulación, y detrás el contrafuerte, también de cuero duro, que refuerza la bota por la parte del talón. La lengüeta, la pala, la plantilla y la punta quedan todas perfectamente montadas para acabar con el pegado de la suela y el abrillantado de la piel.

Para las zapatillas de ciclismo, que sólo fábrica por encargo como las bicis artesanales, Pepe utiliza una técnica distinta pues para evitar lesiones se precisa que la suela sea dura, y no se deforme, puesto que el pie hace la fuerza sobre el pedal totalmente por igual. Si además el ciclista utiliza pedales automáticos que son un elemento casi imprescindible en nuestro deporte, las suelas son de un material especial que tiene unos orificios para poder colocar las calas que irán sujetas con tornillos en la misma suela. Para el ciclismo de montaña éstas deben tener tacos porque en alguna ocasión, nos tocará ir a pie con la bici al hombro y para ello no nos servirían las zapatillas de bici de carretera.

Zapatilla para bici también de piel de otros fabricante. Bontraguer Race.

Me siento como un privilegiado que viaja por el tiempo y he aterrizado antes del comienzo de la Revolución Industrial. Porque desde que el hombre aprendió a curtir el cuero, el calzado siempre se ha fabricado en este material, sufriendo en sus formas, modificaciones muy extrañas. Desde botines en punta encorvada, hasta elevados tacones.

En la antigua Grecia, Esparta sólo permitía usar calzado en la guerra, en la caza o cuando se viajaba de noche, y los senadores romanos usaban medias botas negras llevando sobre el tobillo una especie de hebilla que tenía forma de C para que los plebeyos supiesen que los senadores patricios no eran más que cien. En Roma se descalzaban a fin de no ensuciar las almohadas  donde se recostaban  para comer y los esclavos encargados de quitarles las botas, se llamaban sandaligeruli, topónimo del que procede el nombre nuestras sandalias actuales.

Foto: www.soyalto.com

En tiempos en que todo viene de fuera y nada es lo que parece, conocer el taller de Pepe es como formar parte del objeto que te vas a llevar contigo, de ver nacer algo que te será útil mientras dure. Como en las medinas de Marruecos, que te hacen los trajes a medida mientras los observas, o elaboran una mesa con incrustaciones de marfil ante tus ojos, parte del alma del artista se queda en el objeto, y parte de él y su cultura se va contigo.

Siento un ligero dolor de cabeza mientras espero, impaciente, que se seque el pegamento de la suela.  Es la cola -me comenta Pepe-. No todo iba a ser bueno en este trabajo. A veces, sin ventilación suficiente  los operarios explotaban a carcajadas por culpa de las colas. Hay que abrir las ventanas  aunque en un día  como hoy,  haga mucho frío fuera.

No hay mayor privilegio que sentirte viajero en tu propia tierra, ni perder la capacidad de asombro ante las cosas sencillas que suelen ser lo más genuino que se esconde a las puertas de tu casa. Pepe es un escultor de la piel y su trabajo, una lección de etnología, un profesional que mantiene viva la tradición que una vez formó parte de nuestra historia. No es sólo un oficio, es todo un conjunto de valores donde cada ciudadano compraba y vendía sus productos en el mismo entorno, cerrando un círculo económico de comercio justo y solidario creando riqueza y generando trabajo.

Y de eso, no hace tantos años.

Texto y fotografías: José Manuel Almerich

Correo electrónico: josevteortiz@hotmail.com

Telefono Taller: 961 574 967

VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 1.5/5 (2 votos)
Pepe Ortiz. El último zapatero de Torrent, 1.5 out of 5 based on 2 ratings
Categorías: Comunitat Valenciana, Material deportivo, Nuestros protagonistas
Temas: , , , ,




Comentarios

  1. 01 15 Diciembre, 2012 | 100 virgin brazilian remy hair |

    include more copy than your competitors and share insights in that copy about how to select a *~* http://brazilianweave56.skyrock.com/3131040114-brazilian-virgin-hair-extension.html

    VA:F [1.9.3_1094]
    Rating: 0 (from 0 votos)


  2. 02 17 Diciembre, 2012 | brazilian blow wave |

    Seriously can I reference some of the insight located in this entry if I reference you by using a link back to your blog post?

    VA:F [1.9.3_1094]
    Rating: 0 (from 0 votos)


  3. 03 27 Diciembre, 2012 | Riva Wiederhold |

    I simply want to tell you that I am beginner to weblog and definitely enjoyed you’re blog. Very likely I’m want to bookmark your website . You absolutely have perfect posts. Thanks a lot for revealing your web site.

    VA:F [1.9.3_1094]
    Rating: 0 (from 0 votos)


  4. 04 1 Febrero, 2013 | used cars bedfordshire |

    An interesting discussion is definitely worth comment. I do think that you ought to publish more on this topic, it might not be a taboo matter but usually people do not speak about such topics. To the next! Many thanks!

    VA:F [1.9.3_1094]
    Rating: 0 (from 0 votos)


  5. 05 20 Febrero, 2013 | Ella90106 |

    My partner and i likewise have examine in which Beethoven contributed my own viewpoint!

    VA:F [1.9.3_1094]
    Rating: 0 (from 0 votos)


  6. 06 27 Febrero, 2013 | Tiffany89468 |

    Very efficiently written information. It will be valuable to anybody who utilizes it, including myself. Keep doing what you are doing ¨C can¡¯r wait to read more posts.

    VA:F [1.9.3_1094]
    Rating: 0 (from 0 votos)


  7. 07 9 Marzo, 2013 | Elva94386 |

    Everything is quite open and quite clear explanation of problems. was truly data. Your web site is extremely useful. Many thanks for sharing.

    VA:F [1.9.3_1094]
    Rating: 0 (from 0 votos)


  8. 08 11 Marzo, 2013 | hd wallpaper |

    Can I just say what a aid to seek out someone who truly is aware of what theyre talking about on the internet. You positively know the way to carry a difficulty to mild and make it important. Extra people have to read this and perceive this side of the story. I cant consider youre not more widespread since you positively have the gift.

    VA:F [1.9.3_1094]
    Rating: 0 (from 0 votos)



Comentarios

Puedes utilizar las etiquetas más habituales de XHTML en tu comentario.

Formulario para comentar

Loguearme con Facebook

Nombre
Email (no será publicado)
Sitio web
Comentario

Suscribirse a la los comentarios (recibirás un mail cada vez que alguien responda).


Suscripción

Suscripción RSS - Icono RSS Suscribirse RSS / Feed

Suscríbete a través de tu dirección de correo electrónico.

José Manuel Almerich

José Manuel AlmerichEscritor, geógrafo y ciclista de montaña, José Manuel Almerich es un apasionado de la bicicleta por caminos forestales y divulgador por naturaleza del patrimonio rural valenciano. Viajero incansable, ha publicado [...]

leer más