Jesús Llópis, la pasión por las bicicletas


Para el artista Jesús Llópis, afincado en Vilafamés, la bicicleta representa lo mejor del ser humano.

A Jesús lo encontramos trabajando en su estudio de Vilafamés, como no podía ser de otra manera. Era sábado, festivo para el resto de la humanidad, pero no para él, aunque tampoco era un sábado cualquiera. Era un 3 de mayo de 1900, fecha en la que le conocimos, porque ese día, el pueblo había retrocedido  cien años, y en sus calles vimos al cartero en bicicleta, al cura vestido de negro, y a la maestra esperando los niños en la pequeña escuela.

Unos días al año, hacia principios de Mayo, Vilafamés se transforma en una población antigua. No físicamente, porque mantiene impecable su estructura urbana original, sino porque sus habitantes se involucran, se visten y actúan como a principios del siglo XX, época en la que el mundo rural estaba en su apogeo, las masías habitadas, las tierras cultivadas y los nuevos avances técnicos y científicos comenzaban a hacerse notar en el bienestar de sus gentes. El cine, la medicina, la alimentación, los nuevos cultivos, las importaciones de ultramar, la guerra de Cuba, eran acontecimientos que marcaban un cambio en la sociedad profundamente anclada en las viejas costumbres.

Vilafamés siempre ha sido un pueblo de artistas. Hace más de cuatro décadas que pintores, escultores, ceramistas y grabadores se afincaron aquí, y promovieron la construcción de un museo de arte contemporáneo además de cambiar la mentalidad de la gente para que aprendiese a valorar lo que tenían. La estructura urbana de Vilafamés se había mantenido, las casas habían sido respetadas y muchas, ya en ruinas, restauradas. Alguna de ellas se convirtió en estudio-taller donde el trabajo se convirtió en creatividad.

Jesús aprendió todas las técnicas del grabado del artista Progreso, desde las más tradicionales hasta las más vanguardistas. Juan Daniel Domínguez, conocido como Progreso, uno de los pocos pintores que pudieron vivir de la pintura,  fue su mentor en este arte, incluida la serigrafía.

Licenciado en San Carlos en la especialidad de Pintura, Jesús Llopis nuestro artista afincado en Vilafamés, está muy influenciado por la imagen estética de las bicicletas, y eso es lo que nos llamó desde el primer momento, su obsesión por pintar bicicletas.

– Mi idea era estudiar químicas, pero siempre me he sentido artista. En una visita al Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, vi una exposición de Miró. En ese momento me obsesioné con las bicicletas que pintaba y entendí que mi futuro pasaba por la carrera artística. Ahí entendí que debía estudiar Bellas Artes. Una profesión que ha sido y es, muy gratificante.

Primero empezó a pintar bicicletas, luego el Seat Seiscientos, ya que representaba primero su infancia y luego su primer coche, su primer amor, su primera decepción y su primer viaje. De ahí pasó a todo tipo de coches porque estos vehículos reflejan la innovación tecnológica. Después a Jesús le dio por las Vespas, redondas, humanas, tranquilas, como una vuelta atrás para buscar la autenticidad y la sencillez, y luego de nuevo a la bici, de la que ya no se pudo desprender nunca más.

La bici para Jesús Llopis simboliza un ser humano. Es nuestro retrato, nuestra extensión, nos representa y nos potencia. Aumenta nuestras bondades, multiplica tus pasiones y te hace ver el mundo desde una perspectiva distinta, más ágil, completa, a una velocidad cercana a la natural pero sin perder detalle del entorno que nos envuelve.

– Quien hace bicicleta no puede ser mala persona, como en el Arte. A quien le gusta el Arte, no puede ser un mal sujeto. La bicicleta y el arte reflejan lo mejor del ser humano.

Jesús ha expuesto en la Universidad, en la Fundación la Cañada, en Pierrelatte (Francia) y en el mismo Vilafamés. Tiene en la actualidad proyectos en Alemania donde expondrá próximamente. Su mujer, Amparo, es pintora también. Desde los cuatro años destacó con sus cuadros, y sus primeras obras las vendió con apenas diez años. Es hija de Juan Daniel de quien Jesús aprendió tanto. Se conocieron en la Facultad y desde hace diez años viven en Vilafamés donde tienen su taller, un pequeño estudio lleno de cuadros, bocetos, pinceles y grabados, un laboratorio de ideas, una creación de ambos, una vida en común que nunca se pondrá desvincular del arte.

Para Jesús la bicicleta es un icono plástico, no viaja con ella ni la utiliza. Es sorprendente su obsesión con ella, pero a pesar de vivir en un entorno privilegiado, no se ha planteado salir en BTT por las montañas cercanas.

–  El desarrollo de mi obra –dice Jesús- refleja color, vida, movimiento, paz y naturaleza, el origen de todo. La disciplina gráfica del grabado completó mi primera fase de aprendizaje como artista de estudio, superada por la adaptación académica a las distintas técnicas pictóricas. De alguna manera mi trabajo me ha encaminado hacia la representación icónica de los objetos que simbolizan la humanidad que encuentro en ellos. Y aquí es donde todo este proceso da paso a una obra llamada  ”Biciclo”, un grabado que representa un biciclo antiguo, como una reflexión sobre el conocimiento que nos ha precedido y que nos ha permitido ser como somos.

El artista ve la bicicleta como una extensión del propio cuerpo, una máquina sencilla que tan sólo necesita de nuestro potencial para mejorar su eficacia y nuestra forma de ser.  Te permite crecer como ser humano donde aflora el aspecto positivo, inocente, idílico, casi pastoril de nuestra forma de vida.

Si en alguna de nuestras excursiones  pasamos por  Vilafamés, no dejemos de visitar a Jesús en su estudio. Está en la calle Mesón, núm. 13, en el centro urbano subiendo hacia el castillo. Su taller desprende creatividad y una atmósfera agradable con obras de arte donde la bicicleta es la principal protagonista. Tanto a Jesús como a Amparo les gusta el trato con la gente, para quienes el contacto real es fundamental, y en ocasiones adaptan su obra a los gustos del cliente sin perder autenticidad creativa, porque su trabajo integra alma, mente y espíritu, con las técnicas aprendidas o desarrolladas por ellos. Tratamos de darle a la obra de arte un sentido metafísico aplicado siempre, a la realidad de la bicicleta.

Abariltur. Museo de Arte Contemporaneo de Vilafamés

Y por supuesto no podemos abandonar Vilafamés sin entrar en el Museo de Arte Contemporáneo “Vicente Aguilera Cerní”, ubicado en el Palau del Batlle, un edifico del siglo XV que fue la residencia del Administrador Real de la Orden de Montesa, uno de los mejores ejemplos arquitectónicos del gótico civil valenciano que guarda en sus veintinueve salas, las obras de los mejores artistas contemporáneos desde los años veinte hasta la actualidad.

Texto y fotografías: José Manuel Almerich

Más Información:

Traficdart@traficdart.com

Tel. 964 32 91 04

www.traficdart.com




VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 2.0/5 (1 voto)
Jesús Llópis, la pasión por las bicicletas, 2.0 out of 5 based on 1 rating
Categorías: Comunitat Valenciana, Lugares con encanto, Nuestros protagonistas
Temas: , , , ,




Comentarios

  1. 01 24 julio, 2014 | instagram followers |

    Hmm it looks like your site ate my first comment (it was super long) so I guess I’ll just
    sum it up what I submitted and say, I’m thoroughly
    enjoying your blog. I too am an aspiring blog writer but I’m
    still new to the whole thing. Do you have any points for novice blog writers?
    I’d really appreciate it.

    VA:F [1.9.3_1094]
    Rating: 0 (from 0 votos)



Comentarios

Puedes utilizar las etiquetas más habituales de XHTML en tu comentario.

Formulario para comentar

Loguearme con Facebook

Nombre
Email (no será publicado)
Sitio web
Comentario

Suscribirse a la los comentarios (recibirás un mail cada vez que alguien responda).


Suscripción

Suscripción RSS - Icono RSS Suscribirse RSS / Feed

Suscríbete a través de tu dirección de correo electrónico.

José Manuel Almerich

José Manuel AlmerichEscritor, geógrafo y ciclista de montaña, José Manuel Almerich es un apasionado de la bicicleta por caminos forestales y divulgador por naturaleza del patrimonio rural valenciano. Viajero incansable, ha publicado [...]

leer más