El Parque Natural del Turia


Una propuesta imprescindible para recorrer el último tramo del Rio Turia en BTT

¿Quien, a estas alturas, todavía no ha realizado la excursión del Parque Fluvial del Río Turia?

Viviendo en Valencia, o en su área metropolitana, es imperdonable no conocer,  a pie o en bici, este trayecto siguiendo el cauce del que es, y ha sido a lo largo de la historia, el río más emblemático de Valencia.

Saliendo desde el Parque de Cabecera, o desde Villamarxant, la propuesta  consiste en recorrer  en BTT los últimos 30 km de río hasta su entrada en la ciudad.  A partir de ahí tenemos varias opciones, o bien hacerlo en sentido de subida partiendo desde el Moli del Sol, en el Parque de Cabecera, o bien subir la bicicleta al tren  para bajar en Lliria, hasta donde llega la línea del metro.

Desde allí,  tendremos que dirigirnos hasta la población de Villamarxant, de la que nos separan apenas seis kilómetros de carretera, y antes de llegar a Villamarxant y nada más pasar el puente sobre el Turia, bajar al cauce y comenzar la excursión desde el Centro de Interpretación, unas instalaciones de madera donde se puede almorzar, comer, descansar e informarnos de nuestra ruta, además de realizar algunas de sus múltiples actividades de aventura que la empresa que lo gestiona, ha puesto en marcha.

Desde el centro de Información  la ruta a seguir no plantea problemas. En el bar-restaurante nos llamará la atención en buen ambiente de ciclistas y senderistas que  utilizan este lugar como punto de partida.

Siguiendo el cauce del río, el itinerario paralelo a sus aguas, va en constante descenso. Diecinueve puentes o pasarelas de madera,  nos dirigirán, por una orilla u otra atravesando lugares de gran interés. Vegetación de ribera como sauces, tamarindos, arrayanes, cañaverales y largas galerías de chopos conforman un bosque lineal, continuo, que tan sólo se ve alterado por el fluir del río y de pequeños huertos que jalonan sus orillas.

Huertos con cultivos tradicionales que aprovechan el agua del Turia como antesala a lo que será la mayor extensión cultivada de la Comunitat Valenciana y uno de los cinco lugares del mundo donde más se aprovecha el agua de un río, la Vega de Valencia, un territorio creador por el hombre  a base de sudor y trabajo durante siglos, que convirtió un paisaje primigenio, salvaje e impenetrable en fértiles campos que alimentaron a la ciudad de Valencia y los pueblos de su metrópoli. La Huerta de Valencia tenía su propia jurisdicción, el Tribunal de las Aguas, una institución de origen musulmán que Jaime I respetó desde el momento de la conquista del Reino. Este tribunal que sigue funcionando pero supeditado a la legislación actual, ha sido el encargado de velar por el cumplimiento de las leyes consuetudinarias por la utilización justa y equitativa del agua, evitando abusos y permitiendo que el vital elemento  llegase por riguroso turno a todas y cada una de las parcelas de la huerta valenciana por muy alejadas que estuviesen.

Entre los lugares  de mayor interés, nos llama la atención por su pureza,  el tramo comprendido entre Ribarroja del Turia y el Azud de la acequia de Moncada, una acequia que se escapa de la jurisdicción del Tribunal de las Aguas ya que desde el primer momento Jaime I se la reservó para sí mismo, con normativa y gestión propia. Es la más importante del Turia y sus aguas llegan hasta Puzol, regando desde oeste a este los campos entre su trazado y el mar, una obra ancestral de ingeniería que tan sólo se rige por las curvas de nivel y la inclinación natural del terreno.

A partir de aquí, sucesivos azudes dan origen a las ocho acequias madre restantes, de las que surgen múltiples ramificaciones antes de regar los campos.  Desde la primera a la última estas son la acequia de Quart de la cual parten luego las acequias  de Benàger i Faitanar, que tienen categoría de acequias  madre también, luego viene la acequia de Tormos por la Izquierda, la de Mislata por la derecha, la de Mestalla por la izquierda, Favara por la derecha, la acequia de Rascanya por la izquierda y la acequia de Rovella por la derecha, todas tienen su síndico representado en el Tribunal de las Aguas para garantizar su justa distribución.

A partir de Manises y el último azud,  el paisaje va perdiendo interés por la alteración del territorio a medida que nos acercamos a la ciudad;  polígonos, carreteras, autovías, campos transformados y la creación del nuevo cauce. Nosotros seguiremos fieles al trazado natural del río hasta su entrada en la ciudad de Valencia por el Parque de Cabecera, un espacio urbano recuperado para uso y disfrute del ciudadano. El molí del Sol cuyas instalaciones ahora pertenecen al Ayuntamiento y en él se ubicará el futuro Museo del Turia, era uno de los últimos molinos de trigo y maíz que tenía el río en su cauce final. Desde aquí el jardín del Turia ocupa lo que fue el lecho del río, y todo el  recorrido es ahora un espacio verde que atraviesa la ciudad de oeste a este.

En sentido inverso el recorrido tiene más dureza, ya que vamos en ascenso continuado, siempre en contra de las aguas. En ese caso, o bien volvemos por el mismo sitio, o volvemos  a Valencia en tren desde Lliria.

Recorrer el cauce del río Turia es como volver a la infancia. Es como acercarnos al río misterioso donde jugábamos con la sensación de una gran aventura  y donde se podía pescar, descansar e incluso beber agua.

Ver las riberas con su vegetación original, la presencia de animales como las ardillas, garzas, anátidas y pescadores tratando de capturar barbos y truchas, te llena de gozo y piensas que todo, que cualquier recuperación es posible y la naturaleza, con poco que se le ayude, es capaz de regenerase a sí misma.

Huerta de Alboraia, junto a la Patacona, donde llega la última gota de agua del Turia

Texto y fotografías: José Manuel Almerich

Más información

Parque fluvial del Turia



VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 0.0/5 (0 votos)
Categorías: Comunitat Valenciana, Excursiones, Lugares con encanto
Temas: , , , ,




Comentarios


Comentarios

Puedes utilizar las etiquetas más habituales de XHTML en tu comentario.

Formulario para comentar

Loguearme con Facebook

Nombre
Email (no será publicado)
Sitio web
Comentario

Suscribirse a la los comentarios (recibirás un mail cada vez que alguien responda).


Suscripción

Suscripción RSS - Icono RSS Suscribirse RSS / Feed

Suscríbete a través de tu dirección de correo electrónico.

José Manuel Almerich

José Manuel AlmerichEscritor, geógrafo y ciclista de montaña, José Manuel Almerich es un apasionado de la bicicleta por caminos forestales y divulgador por naturaleza del patrimonio rural valenciano. Viajero incansable, ha publicado [...]

leer más