Bicicleta viajera, bicicleta deniera


Viajar en bici es la expresión física de nuestros sueños

Forma parte de mi vida, con ella he recorrido el mundo, con ella he vivido las experiencias más intensas y con ella he sentido lo que significa la verdadera libertad. Gracias a mi bicicleta he descubierto paisajes extraordinarios, pueblos olvidados y caminos perdidos en lugares por donde el ser humano hace décadas, dejó de transitar.

IMG_9935web

Mis mejores amigos han surgido gracias a ella y su compañía me ha mantenido en forma, alejando el cuerpo de enfermedades propias de la falta de actividad. Al ciclismo de montaña he de agradecer mi salud y fortaleza, mi resistencia ante las adversidades y también a perder el miedo ante las tormentas y la soledad.

WEBIMG_8114Bulgaria

A la bicicleta tengo que agradecer también, las sensaciones y experiencias que ahora, medio siglo después, forman parte del bagaje de la vida.

Photo23_15webHigh Lands

Porque en mis viajes en bici jamás ha importado el destino, jamás ha habido ningún país, ni ningún lugar, que no haya valido la pena visitar.

Photo36_36AwebIslandia

Porque todos los lugares, por muy cercanos que nos resulten, tienen algo especial, algo que descubrir. A veces, tan sólo hay que saber encontrarlo.

Portugal 130webSerra da Estrela

Con esta vieja y pesada bicicleta he cruzado el Sahara y las montañas más altas de África, me han temblado los brazos y las piernas por el frío entre los glaciares de Islandia, he bordeado los acantilados de Irlanda y Portugal, y durante cien millas bajo la lluvia he recorrido la misteriosa orilla del lago Ness.

AltoatlasAlto Atlas

He atravesado, acompañado de buenos amigos varias veces los Pirineos, salvando valles, lagos y montañas, las altas tierras de Croacia, cruzando de isla en isla, los paisajes de la guerra. También he vuelto de Burgos a Valencia sin tocar asfalto y he realizado, como no, el Camino de Santiago y la Vía de la Plata.

PasodelobosloscarpatosPaso de lobos. Los Cárpatos

Como un anciano frente a sus recuerdos, contemplar esta bicicleta me traslada de nuevo a los bosques más antiguos de la vieja Europa, a Bulgaria, Transilvania, Rumanía, Occitania, y también a las selvas de Honduras, Costa Rica, Nicaragua y Panamá.

Photo02_17webSahara

Me ha servido para acercarme a los últimos pueblos indígenas del planeta y convivir, por unos días, en la isla de Ometepe, a los pies de su volcán. Aguantó el fuerte viento de Fuerteventura que nos lanzó juntos al abismo y el olor a azufre de la isla de Lanzarote, en las mismas calderas de la tierra.

Photo29_26AwebIrlanda

Mi bicicleta viajera ahora forma parte del recuerdo, pero su jubilación ha sido digna y descansa, gran parte del año, en mi casa de les Rotes.

lesroteswebLes Rotes

Ahora es una bicicleta deniera, y con ella me acerco a ver ponerse el sol tras el Montgó, como despedida a tantos y tantos viajes, a tantos y tantos caminos, que me han hecho descubrir lo más hermoso del mundo.

Photo14_14webIsla de Skye

Ahora, en mis excursiones, vuelo con bicicletas de carbono y doble suspensión. Ligeras, como el equipaje, me trasladan, como aquella, a los más remotos lugares de nuestro territorio, a las aldeas y sus habitantes, pero  mientras de la roja me despreocupaba, de la nueva, observo de reojo, como la tratan desde la ventanilla del avión.

05112010 118webEl Algarve

Habrán nuevos paisajes, habrán nuevos amigos, pero aquellas travesías, como todos los viajes, son irrepetibles. No concibo la vida sin conocer nuevas culturas, sin salir de nuestro entorno y sin entender por qué somos lo que somos desde otra perspectiva fuera de nuestro círculo espacial y a veces, temporal.

Photo12_12AwebCroacia

Porque viajar en bici es esforzarte, abandonar tu entorno, buscar lo desconocido,  es nada más y nada menos, que la expresión física de nuestros sueños.

13062011 438webTransilvania

Hoy he vuelto a pedalear con chanclas y sin culotte. No llevo casco ni guantes, pero esta vieja bicicleta, de acero pesado y cadena oxidada, sigue siendo parte de mi vida y en su vejez me ofrece los instantes más calmados de nuestra geografía. Porque a lo largo de su vida, ha despertado mis  sueños y emociones.


05112010 520webFuerteventura

lago NesswebLago Ness, Escocia

 Texto y fotografías: José Manuel Almerich

VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 5.0/5 (1 voto)
Bicicleta viajera, bicicleta deniera, 5.0 out of 5 based on 1 rating
Categorías: Comunitat Valenciana, Grandes travesías, Lugares con encanto, Nuestros protagonistas
Temas: , , ,




Comentarios


Comentarios

Puedes utilizar las etiquetas más habituales de XHTML en tu comentario.

Formulario para comentar

Loguearme con Facebook

Nombre
Email (no será publicado)
Sitio web
Comentario

Suscribirse a la los comentarios (recibirás un mail cada vez que alguien responda).


Suscripción

Suscripción RSS - Icono RSS Suscribirse RSS / Feed

Suscríbete a través de tu dirección de correo electrónico.

José Manuel Almerich

José Manuel AlmerichEscritor, geógrafo y ciclista de montaña, José Manuel Almerich es un apasionado de la bicicleta por caminos forestales y divulgador por naturaleza del patrimonio rural valenciano. Viajero incansable, ha publicado [...]

leer más