La Muntanyeta dels Sants


Una isla en mitad de un paisaje cambiante

Uno de los principales atractivos del Parque Natural de la Albufera de Valencia, es entre otros muchos, el cambio tan radical de paisaje que se produce según las distintas épocas del año.

Podemos navegar en bicicleta entre arrozales inundados, circular por caminos que parecen flotar en el agua como en mitad de un inmenso lago, pedalear entre inmensos campos tapizados de verde o recorrer su entorno cuando está seco esperando la siembra. Según la estación que elijamos para circular, tendremos un marco paisajístico muy distinto que nada tiene que ver con el de meses anteriores.

13403776_10210188501252256_8074247988567134956_o

Este precisamente es su mayor aliciente, como navegar a vela, caminar por la Devesa o bañarse en las playas solitarias entre las golas del Puchol y el Perellonet. La bicicleta nos permitirá desplazarnos por el entorno del parque, con el único desnivel de una montaña mítica, la Muntanyeta dels Sants, un promontorio calizo elevado a tan sólo 27 metros de desnivel sobre los campos circundantes donde se construyó, allá en el siglo XIV una ermita dedicada a los santos de la Piedra, Abdón y Senen, protectores de los campos y la agricultura.

13416916_10210188502652291_2505750777561625614_o

Totalmente rodeado de campos de arroz, como una isla en mitad de los humedales, está muy cerca de un importante manantial de agua, l’Ullal de Baldoví, uno de los pocos ejemplos que se han conservado de nacimientos de agua en el entorno de la Albufera, manantiales antaño mucho más abundantes, donde surge un agua cristalina al alcanzar la superficie porque el nivel freático está casi a flor de tierra. Este paraje, destino de nuestra propuesta excursionista, es un mirador privilegiado desde donde se puede observar, en toda su inmensidad, los arrozales valencinaos en su fisonomía cambiante, así como poder imaginar, cuando los campos están inundados de agua, el tamaño que tendría la Albufera hace dos mil años, cuando el lago tenía una extensión diez veces mayor que la actual.

13346943_10210188504452336_1449886318128262814_n

La Muntanyeta dels Sants, con su pequeña ermita, será nuestra referencia a partir de El Palmar, aunque la orientación no es fácil, ya que el camino bordea las lindes de los campos y no se dirige a ella en línea recta. Y además no nos podemos equivocar en los cruces porque si no, nos perderemos y haremos muchos kilómetros de más. Recientemente se ha señalizado una ruta para bicicleta, de ida y vuelta por caminos distintos, para evitar perderse y salir lejos de nuestro destino.

13418480_10210188500932248_8205439204538929930_o

La ermita dels Sants es de origen medieval. Parece ser que durante la época islámica hubo aquí una finca de recreo de la que nada se conserva. Tras la reconquista, el lugar era conocido en la documentación histórica como el Cabeço de Na Molins, y la Orden de San Juan del Hospital, dueños del territorio conquistado por donación de Jaime I, edificaron aquí una pequeña ermita que tendría estilo gótico también conocido como ermitas de conquista. La primera piedra de lo que sería el edificio actual se colocó en 1610 y la obra duró apenas tres años. Después fue objeto de distintas ampliaciones entre los siglos XVII y XIX, siendo la última restauración en 1966.

13415499_10210188503852321_3664321680609917161_o

El conjunto del ermitorio está intrínsecamente unido al paisaje, puesto que la ermita no se puede concebir sin él. Ocupa prácticamente la cima de la muntanyeta y se accede a ella por una amplia escalera que sirve de mirador sobre los arrozales y el mar. Está rodeada de pinos y su construcción se llevó a cabo gracias a las donaciones de labradores y arroceros de Sueca que siguen invocando a los santos patronos protección frente al pedrisco. Aquí también estaba “la escoleta”, donde iban al colegio los niños de las cercanías antes de que Sueca creciese y concentrase la población dispersa entre los arrozales.

13403942_10210188503692317_5575601478112323570_o

A mediados del siglo pasado todo el conjunto, colina y ermita, estuvo a punto de desaparecer por una cantera que poco a poco, iba comiéndose la montaña. Fermín Cortés, persona muy católica y creyente, amigo personal de Joan Fuster, avisó a las autoridades eclesiásticas que consiguieron parar la cantera, algo que otras ermitas valencianas no han corrido la misma suerte.

13350496_10210188495932123_2723499744896887929_o

Rodeada de pinos y olivos, como una isla en mitad de la llanura, la ermita dels Sants sigue protegiendo los campos porque, según dice, atrae las tormentas. En su interior pueden observarse los rasgos del gótico primitivo valenciano, caracterizado por ser un templo pequeño y de nave única, cubierta con armazón de madera y casi siempre a doble vertiente. Presenta como otras, dos partes diferenciadas, la ermita en sí y la vivienda del ermitaño. En su interior una cocina típica valenciana con sus azulejos y paneles cerámicos.

13350361_10210188488091927_8416444932807580430_o

Para conocer la ermita dels Sants y su entorno, lo mejor es acercarnos en bici desde el Palmar, aunque en nuestro caso partimos de Pinedo para recorrer la Devesa y el Saler, aunque en este caso superamos los cincuenta kilómetros. Desde el Palmar ida y vuelta la excursión tiene una distancia de 24 km totalmente llanos.

13392133_10210188489811970_5123507212482382926_o

También podemos acercarnos desde Sueca, el Perelló o el Perellonet, pero la excursión más completa e interesante parte del Palmar. Recientemente el Parque Natural de la Albufera ha señalizado la ruta, a la que han denominado Ruta Verde de Na Molins y cuyo punto de inicio se encuentra en el aparcamiento de la Asociación Hostelera de El Palmar, ubicado al norte de la población.

13422248_10210188500212230_153829081773497620_o

Aquí se encuentra un cartel interpretativo del itinerario, con un mapa y los lugares de interés. Tan sólo tendremos que fijarnos en la Señalética y prestar atención a los desvíos. El tiempo estimado desde el Palmar es de unas dos horas, con total tranquilidad y que nos permitirá detenernos en aquellos lugares que nos permitan disfrutar de un entorno tan cambiante como grandioso y especialmente, a la hora del atardecer.

13433152_10210188497092152_4980229098333416926_oTexto: José Manuel Almerich/Fotos: Miguel Angel Soliveres, José Manuel Almerich y Juniors Almussafes (cabecera)

13350419_10210188357368659_4628299207665596923_o

Ruta Verde de Na Molins

VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 0.0/5 (0 votos)
Categorías: Comunitat Valenciana, Lugares con encanto
Temas: , , ,




Comentarios


Comentarios

Puedes utilizar las etiquetas más habituales de XHTML en tu comentario.

Formulario para comentar

Loguearme con Facebook

Nombre
Email (no será publicado)
Sitio web
Comentario

Suscribirse a la los comentarios (recibirás un mail cada vez que alguien responda).


Suscripción

Suscripción RSS - Icono RSS Suscribirse RSS / Feed

Suscríbete a través de tu dirección de correo electrónico.

José Manuel Almerich

José Manuel AlmerichEscritor, geógrafo y ciclista de montaña, José Manuel Almerich es un apasionado de la bicicleta por caminos forestales y divulgador por naturaleza del patrimonio rural valenciano. Viajero incansable, ha publicado [...]

leer más