Bicicletas eléctricas, para seguir saliendo


Los años o los probemas de salud ya no serán un obstáculo para dejar de practicar ciclismo, las ebikes son la garantía de nuestra salud.

Las bicicletas eléctricas cada vez son más visibles en la montaña. Con frecuencia  en los  grupos de ciclistas ya hay alguno de sus miembros que circulan con este tipo de bicis a fin de poder seguirlos sin problemas y estar al mismo nivel que los compañeros que  están en mejor forma. La incorporación de la bicicleta  asistida al mundo del MBT ha permitido que todos puedan estar a la misma altura y que nadie se quede atrás.

Esta nueva visión amplia el horizonte  temporal para poder seguir practicando nuestro deporte favorito mientras el cuerpo aguante y es la solución para aquellos ciclistas que han tenido algún problema cardiovascular o que el medico les haya recomendado practicar ejercicio moderado. Ese “empuje” en el momento oportuno hace que disfrutemos de la bici sin realizar ningún sobreesfuerzo y mantener la frecuencia cardiaca sin sobresaltos.

Pero tenemos que ser conscientes que hay que pedalear, que la bici eléctrica implica obligatoriamente hacer ejercicio, porque si  no, el motor no funciona, y que las bicicletas para ser consideradas como tales, deben cumplir una  serie de requisitos, porque si no, estaríamos hablando de motocicletas.

Una bicicleta eléctrica, según la normativa europea, debe tener la potencia limitada a 250 W y dejar  de asistir al pedaleo a partir de 25 km/h. Normalmente tiene cuatro modos de uso o de asistencia, eco, tour, sport y turbo. El modo eco te apoya de forma suave y la batería tiene mayor nivel de autonomía, sobre 100 km y entre 40 – 50 W de potencia. El modo tour tiene una asistencia mayor, con una potencia entre 80 y 120 W, pero su autonomía estará en torno a los 60 km según el tipo de terreno. Las otras dos posiciones Sport  y Turbo tienen una asistencia inmediata y mayor aceleración hasta alcanzar los 150 -250 W respectivamente que es la máxima ayuda del motor. La autonomía en estas dos últimas posiciones es menor y no permitiría finalizar ninguna etapa de cierta dureza o longitud sin recargar la batería.

 

Con la bicicleta eléctrica se amplían las posibilidades para conocer parajes de  montaña y conseguir retos inimaginables. Permite realizar trayectos  más largos y afrontar fuertes pendientes que dejarán de ser un obstáculo. Seguir saliendo con la peña aunque ellos estén más fuertes no será ya un problema, pero tengamos en cuenta que nuestras rutas ahora estarán condicionadas por la distancia entre pueblos donde existan lugares donde recargar las baterías.

Dicen que cuando pruebas una  ebike ya no quieres volver a la  bicicleta convencional. Yo, por si acaso, esperaré unos años, pero me emociona saber que podremos estar muchos más, pedaleando por nuestras montaña y compartiendo, con buenos amigos, los mejores momentos de nuestra vida.

José Manuel Almerich

VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 0.0/5 (0 votos)
Categorías: Comunitat Valenciana, Material deportivo, Mecánica y mantenimiento, Noticias
Temas: , , ,




Comentarios

  1. 01 2 enero, 2018 | Battery Things |

    Como bien dices, las bicicletas eléctricas son una muy buena opción para seguir practicando el deporte que te gusta. Eso si, siendo siempre conscientes de nuestras propias limitaciones.

    VA:F [1.9.3_1094]
    Rating: 0 (from 0 votos)



Comentarios

Puedes utilizar las etiquetas más habituales de XHTML en tu comentario.

Formulario para comentar

Loguearme con Facebook

Nombre
Email (no será publicado)
Sitio web
Comentario

Suscribirse a la los comentarios (recibirás un mail cada vez que alguien responda).


Suscripción

Suscripción RSS - Icono RSS Suscribirse RSS / Feed

Suscríbete a través de tu dirección de correo electrónico.

José Manuel Almerich

José Manuel AlmerichEscritor, geógrafo y ciclista de montaña, José Manuel Almerich es un apasionado de la bicicleta por caminos forestales y divulgador por naturaleza del patrimonio rural valenciano. Viajero incansable, ha publicado [...]

leer más