El castillo de los condes de Cervelló (Parte I)


Un palacio andalusí en el corazón de la Canal de Navarrés

Cerca de todo pero discretamente apartado, a la entrada de la Canal de Navarrés y junto a uno de los más importantes manantiales de agua del macizo del Caroig, se encuentra el pequeño pueblo de Anna. El río Sellent envuelve el casco urbano y cincela el paisaje creando formas inauditas en la roca, fuentes y cascadas.

De su pasado histórico quedan varios vestigios, pero el que sin lugar a dudas es el más importante, es el Palacio de los Condes de Cervelló, una residencia señorial que había caído en la ruina tras años de abandono y falta de mantenimiento. De hecho estuvo a punto de ser demolido por el mal estado en que se encontraba.

Sus orígenes se remontan al siglo XIII, como quedan reflejadas en unas escrituras del castillo de Anna que son cedidas, por Jaime I a la Orden de Santiago. Siglos después, con la venta de la villa a los Condes de Anna por Felipe III, la fortaleza se habilitará como palacio. Posteriormente los Condes venderán el palacio a la famila Trenor hasta que en 1980 el Ayuntamiento de Anna adquirió el edificio.

Las obras de restauración comenzaron en 1995 y finalizaron en 2007. Fruto de los continuos viajes a Marruecos que por entonces realizaba su alcalde, Fernando Sarrión, se idearon desde el ayuntamiento una serie de actuaciones a fin de restaurar el palacio recreando los ambientes de las tres etapas históricas más importantes de Anna: la época musulmana, la época renacentista y la barroca, con sus estilos artísticos correspondientes. La finalidad era clarísima: dotar al municipio de un nuevo atractivo turístico de marcado carácter cultural a fin de potenciar la economía del pueblo, ya que la visita al palacio, hoy conocido popularmente como la Alhambra valenciana, sería un complemento ideal a aquellos turistas y visitantes que se acercaban a conocer la laguna de Anna.

Anna no solo es ahora conocida por su laguna, una de las surgencias más importantes del macizo del Caroig, o por las rutas senderistas que parten desde la población, sino también por el extraordinario palacio que ahora se puede visitar.

El castillo palacio consta de un cuerpo principal que recae a la Alameda y otros tres cuerpos sobre el rio de Anna. En el interior hay un patio en cuyo centro destacaba un surtidor. Las paredes estaban coronadas por pequeñas almenas con aspilleras y ventanas de estilo gótico. En el cuerpo principal se encuentra la puerta de acceso y en uno de sus extremos había antiguamente un torreón. Adosado al palacio se encuentra la capilla de Santa Ana, con salida a la plaza de la Alameda. Sus ventanales orientados al río se abren ante un precioso y majestuoso paisaje rebosante de vegetación

Texto y fotografías: José Manuel Almerich

 

 

 

VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 0.0/5 (0 votos)
Categorías: Comunitat Valenciana, Lugares con encanto, Noticias
Temas: , , ,




Comentarios


Comentarios

Puedes utilizar las etiquetas más habituales de XHTML en tu comentario.

Formulario para comentar

Loguearme con Facebook

Nombre
Email (no será publicado)
Sitio web
Comentario

Suscribirse a la los comentarios (recibirás un mail cada vez que alguien responda).


Suscripción

Suscripción RSS - Icono RSS Suscribirse RSS / Feed

Suscríbete a través de tu dirección de correo electrónico.

José Manuel Almerich

José Manuel AlmerichEscritor, geógrafo y ciclista de montaña, José Manuel Almerich es un apasionado de la bicicleta por caminos forestales y divulgador por naturaleza del patrimonio rural valenciano. Viajero incansable, ha publicado [...]

leer más