El castillo de los condes de Cervelló (Parte II)


La restauración del castillo-palacio de Anna y su apertura para visitas, se ha convertido en uno de los mayores alicientes turísticos de la Canal de Navarrés

La empresa Gaia, Centro de Estudios de Arte y Restauración, la misma empresa que restauró los frescos de la Iglesia de San Nicolás, en Valencia, fue contratada para realizar la reconstrucción de la sala gótica (donde se realizó un retablo imitando el estilo de Juan de Juanes) y la sala barroca donde se creó toda una nueva decoración y un mural. Pero lo que indudablemente más llama la atención es la recreación arquitectónica de la época andalusí, con una de las salas más singulares de toda la Comunitat Valenciana: el conocido como pabellón musulmán.

Como indicábamos en el anterior post, la recreación del ambiente surgió fruto de las visitas a Marruecos del alcalde de Anna por aquella época, Fernando Sarrión, con la colaboración del técnico municipal de urbanismo.

Poco a poco fue surgiendo un auténtico palacio oriental, de rasgos musulmanes y muy similar a las construcciones del norte de Africa, principalmente a aquellas que se integran en las medidas donde el lujo es suntuoso por dentro, pero austero por fuera.

Artesonados en madera, tracerías y policromías, un patio de estilo nazarí, muy parecido a la Alhambra, con una fina galería de columnas de mármol, lacerías y vidriados. En el centro como no, un alargado estanque con surtidores y una cuidada vegetación compuesta de arrayanes (murta) y granados.

La sala que más llama la atención al visitante, es el salón principal donde puedes llegar a sentirte en un país oriental, o trasladado en el tiempo de la época de las dinastías omeyas de mayor esplendor. Un universo de formas y colores, donde no queda apenas ningún espacio sin decorar. Todo el artesonado, las puertas y las paredes fueron pintadas y alicatadas a mano por artesanos marroquíes quienes las realizaron en su país de origen y posteriormente las trasladaron aquí donde ellos mismos lo montaron y ubicaron en el palacio.

El resultado, al margen de distintas opiniones a favor o en contra, no cabe duda que es algo único y ha dotado a Anna de un aliciente turístico sin parangón en la comarca y una importantísima aportación a su patrimonio cultural. Conocer el castillo-palacio de Anna bien merece una visita, os adjuntamos el teléfono y el enlace donde os informarán de los horarios.

Finalizar una excursión a pie o en bici por los alrededores de Anna, que conserva un entorno natural sorprendente, en el palacio es una forma de adentrarnos en el paisaje y la cultura  de la Canal, donde las posibilidades son infinitas y encargar, en cualquiera de sus restaurantes, una cazuela de arroz al horno con ensalada de “ensamorra” o el “moje arriero a la pericana”. Las tortas “sainosas”, especialmente los días de carnaval, son una buena forma de finalizar nuestra visita a uno de los pueblos con más encanto de la Canal de Navarrés.

Texto y fotografias: José Manuel Almerich

 

VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 0.0/5 (0 votos)
Categorías: Comunitat Valenciana, Excursiones, Lugares con encanto, Noticias
Temas: , , ,




Comentarios


Comentarios

Puedes utilizar las etiquetas más habituales de XHTML en tu comentario.

Formulario para comentar

Loguearme con Facebook

Nombre
Email (no será publicado)
Sitio web
Comentario

Suscribirse a la los comentarios (recibirás un mail cada vez que alguien responda).


Suscripción

Suscripción RSS - Icono RSS Suscribirse RSS / Feed

Suscríbete a través de tu dirección de correo electrónico.

José Manuel Almerich

José Manuel AlmerichEscritor, geógrafo y ciclista de montaña, José Manuel Almerich es un apasionado de la bicicleta por caminos forestales y divulgador por naturaleza del patrimonio rural valenciano. Viajero incansable, ha publicado [...]

leer más