El cepo romano de Dianium


Las playas de fina arena de Dénia son fantásticas para el baño, las calas rocosas de Les Rotes resultan además ideales para el snorkel y el buceo. Pero Dénia tiene además un enorme museo cargado de historia: el de sus fondos marinos que alojan mil y un vestigios de su pasado.

Dénia tiene una vasta y rica historia. Los griegos la denominaban Hemeroscopeion, que sinifica atalaya del día por la excelente visibilidad que se disponía desde los miradores del monte Montgó, que permitían la observación del litoral desde Castellón hasta el Cabo de Palos y las Pitiuses. En la antigüedad eran muy importantes estos lugares hemeroscópeos por cuestiones militares, y así, un antiguo tratado del arte de guerrear señala que conviene que se coloquen hemeróscopos –oteadores– en un lugar elevado y que sea visto desde muy lejos, de los más peritos en las cosas de la guerra– .

Otros medio griegos, los jonios de Focea que se establecieron en ella la denominaron Artemison y finalmente los romanos la llamaron Dianium tal vez por el culto aquí venerado a la Diana Efesia.  Sea con una u otra denominación, Dénia ha sido siempre puerto seguro y atractivo para navegantes que estimulados antes por el comercio y ahora por las múltiples vertientes turísticas se han acercado a las privilegiadas costas de la capital de la Marina Alta.

Unos de estos visitantes que llegaron en barco hará unos dos mil años, ya fueren romanos o cartagineses, los mismos que batallaron en las guerras púnicas, al aproximarse a las costas de Dénia tuvieron que lanzar al agua la pesada ancla que probablemente quedaría enganchada irreversiblemente al fondo rocoso sin que pudieran de ningún modo extraerla.

Entonces y como muchas otras veces ha sucedido,  sólo quedaba cortar el cabo y continuar en su caso la navegación. La mar consumiría poco a poco el cabo y las partes del ancla hechas de madera y materia orgánica, permaneciendo por los siglos de los siglos las partes metálicas, de plomo, y entre ellas la más importante en la anatomía del ancla romana, el cepo. El museo submarino de Dénia pasaba a tener una pieza más en la colección de hallazgos.

Y esto es lo que el otro día encontramos unos amigos con ocasión de una inmersión recreativa en aguas de Las Marinas, un cepo de unos dos mil años de antigüedad y unos 250 kgs de peso… del que os hablaré en el próximo post.

VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 5.0/5 (2 votos)
El cepo romano de Dianium, 5.0 out of 5 based on 2 ratings
Categorías: Comunitat Valenciana
Temas: , , , , , , , , ,




Comentarios

  1. 01 10 marzo, 2011 | dieta |

    we can be buddies anytime, great post.

    VA:F [1.9.3_1094]
    Rating: 0 (from 0 votos)


    • 02 Rafa Martos 12 marzo, 2011 | Rafa Martos |

      Thanks, it’s great diving in Comunitat Valenciana

      VN:F [1.9.3_1094]
      Rating: 0 (from 0 votos)



Comentarios

Puedes utilizar las etiquetas más habituales de XHTML en tu comentario.

Formulario para comentar

Loguearme con Facebook

Nombre
Email (no será publicado)
Sitio web
Comentario

Suscribirse a la los comentarios (recibirás un mail cada vez que alguien responda).


Suscripción

Suscripción RSS - Icono RSS Suscribirse RSS / Feed

Suscríbete a través de tu dirección de correo electrónico.

Rafa Martos

Rafa MartosTécnico Deportivo en AA.SS, Instructor de buceo y fotógrafo submarino, autor de publicaciones divulgativas de buceo y snorkel, editó el libro Buceo en la Costa Blanca y es [...]

leer más