Asomados al Río Blanco del Moraig


Una de las inmersiones más emblemáticas pero también la más peligrosa de nuestro litoral es la que transcurre a lo largo del Ríu Blanc o río del Moraig.

Y no es cosa de jugar cuando de lo que se trata es de introducirnos en un túnel sumergido que se adentra en las entrañas de la montaña durante miles de metros. Al parecer se han explorado más de 2000 mts y no se ha encontrado el final. Ni que decir tiene que es un entorno reservado estrictamente a buceadores con la necesaria formación específica en espeleobuceo y que son conocedores de las técnicas adecuadas para desenvolverse en un entorno completamente hostil, donde no hay luz natural ni cavidades aéreas disponibles ni ninguna opción de supervivencia que no pase por regresar sobre nuestros pasos o aletazos y salir por donde hemos entrado. No tiene nada que ver con el buceo deportivo o recreativo, donde en última instancia resta subir a superficie.

El pórtico de la ratonera

El pórtico de la ratonera

Por eso no es nada recomendable ni pretendo inducir a nadie a probar a bucear en ese sitio. Si alguien lo hace repito, debe estar muy bien preparado, equipado y acompañado debidamente. Y como el otro día me junté con un amigo especialmente asiduo a esta cueva, que la conoce bastante bien y cuenta con buena preparación en buceo técnico y espeleobuceo, nos propusimos entrar y hacer un corto recorrido en el río, como quien dice, asomarnos a pegar un vistazo. Hacía tiempo que yo no volvía y era una buena ocasión.

Un completo equipo es imprescindible

Un completo equipo es imprescindible

Como siempre, empezamos la inmersión en la poza para luego salir a mar abierto y entrar posteriormente en la cripta montañosa donde comienza –o acaba- el río. El acceso inicial es estrecho y a poca profundidad de modo que casi nos arrastramos con nuestro equipo, que siempre debería contar con botella de emergencia. Una vez en el río, una viga de apuntalamiento sirve para fijar el cabo que sin ninguna excepción hay que extender siempre y que en caso de pérdida de orientación o falta de luz o visibilidad es el cordón umbilical que nos devolverá a la vida.

Más claro agua

Más claro agua

Luego, tras el estrechamiento inicial viene una caída a unos -7mts y comienza el recorrido por un tubo rocoso que se adentra en la oscuridad más absoluta y que, en tramos, resulta más o menos amplio y profundo. Tras un intenso pero corto recorrido llegamos a la señal que nos recuerda la extrema peligrosidad de esta inmersión y decidimos, tal y como teníamos acordado, dar media vuelta para, saliendo del río, continuar nuestra inmersión en aguas abiertas, disfrutando de un mar azul, luminoso y lleno de vida.

La luz es vida

La luz es vida

VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 4.8/5 (5 votos)
Asomados al Río Blanco del Moraig, 4.8 out of 5 based on 5 ratings
Categorías: Buceando por la Comunitat, Comunitat Valenciana
Temas: , , , , , , , , , , , , ,




Comentarios


Comentarios

Puedes utilizar las etiquetas más habituales de XHTML en tu comentario.

Formulario para comentar

Loguearme con Facebook

Nombre
Email (no será publicado)
Sitio web
Comentario

Suscribirse a la los comentarios (recibirás un mail cada vez que alguien responda).


Suscripción

Suscripción RSS - Icono RSS Suscribirse RSS / Feed

Suscríbete a través de tu dirección de correo electrónico.

Rafa Martos

Rafa MartosTécnico Deportivo en AA.SS, Instructor de buceo y fotógrafo submarino, autor de publicaciones divulgativas de buceo y snorkel, editó el libro Buceo en la Costa Blanca y es [...]

leer más