Sumergidos en el Portet


En Moraira, una de las playas más espectaculares de la Costa Blanca nos ofrece un entretenido buceo.

Y aunque habitualmente nos solemos dirigir a ella para hacer esnórquel, lo cierto es que también nos permite sumergirnos pertrechados del equipo pesado para hacer un recorrido muy sencillo y a muy poca profundidad. Además, ahora es muy buen momento porque en verano no sólo es difícil aparcar el coche y por tanto más recomendable acceder en bici o en moto con el equipo ligero, sino que atravesar la playa cargados con todos los trastos de buceo puede ser un desafío poco recomendable, sorteando toallas y turistas por doquier.

Nacra entre posidonia

Nacra entre posidonia

Sin embargo ahora la playa está vacía, tal vez algún incondicional que sabiamente valora el buen momento de disfrutar de este entorno, toma el sol e incluso el baño sin tener que esperar al desembarco masivo estival. Y nosotros encontramos cómodo aparcamiento y una playa despejada para acceder con él hasta el agua. Una vez alcanzada ésta, nos dirigimos a nuestra izquierda, hacia la pared del cap d’Or, que tan acertadamente parece haber sido ubicada por la naturaleza ofreciendo protección frente a los vientos de norte y de levante y haciendo que este espacio cuente habitualmente con aguas tranquilas y transparentes, de relajantes tonos azules y verdes, delatando unos fondos de arena, posidonia y roca.

Un vistoso serrano

Un vistoso serrano

Vamos ganando profundidad poco a poco mientras avanzamos por un fondo que a más pegados que vayamos a la pared, se presenta rocoso, con una falda continuación del acantilado de superficie desde el que descuelgan viviendas de privilegiada ubicación. Entre las roca la vida aquí es pequeñita pero muy entretenida. No vamos a encontrar grandes bichos, sino peces que como las castañuelas van revoloteando sin parar, y otras más sedentarios como la moma nariguda, de vivos colores, o el activo serrano.

Si nos separamos de la pared la profundidad sólo aumenta muy poco, y no será fácil que baje más allá de los -7 ó -8 metros, apareciendo entonces las zonas de blanca arena donde disimulan su presencia la esquiva pelaya y el gobio de arena, adoptando un colorido casi idéntico al del fondo que les hace pasar desapercibidas.

La fantasmal pelaya

La fantasmal pelaya

Y durante todo el recorrido, extensas franjas de Posidonia oceánica que dan el tono verde y certifican la calidad de estas aguas donde uno se siente privilegiado de observar y aún más de disfrutar recorriéndolas bajo su superficie.

VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 5.0/5 (6 votos)
Sumergidos en el Portet, 5.0 out of 5 based on 6 ratings
Categorías: Buceando por la Comunitat
Temas: , , , , , , , , , , , , ,




Comentarios


Comentarios

Puedes utilizar las etiquetas más habituales de XHTML en tu comentario.

Formulario para comentar

Loguearme con Facebook

Nombre
Email (no será publicado)
Sitio web
Comentario

Suscribirse a la los comentarios (recibirás un mail cada vez que alguien responda).


Suscripción

Suscripción RSS - Icono RSS Suscribirse RSS / Feed

Suscríbete a través de tu dirección de correo electrónico.

Rafa Martos

Rafa MartosTécnico Deportivo en AA.SS, Instructor de buceo y fotógrafo submarino, autor de publicaciones divulgativas de buceo y snorkel, editó el libro Buceo en la Costa Blanca y es [...]

leer más