Cala del Moro de Peñíscola


NOVATEK CAMERA

Nada más salir de Peñíscola hacia el sur comienzan a hacer su aparición un rosario de pequeñas y discretas cala y playas. Una de las primeras, a sólo dos kilómetros del casco urbano y en las inmediaciones del Parque Natural de la Serra d’Irta es la Cala del Moro. Aquí el agua goza habitualmente de buena visibilidad a lo que contribuye sin duda su estructura rocosa y de grava.

Al estar cerca de una urbanización es más frecuentada que otras que encontramos aún más al sur pero aún así resulta muy cómoda y tranquila, si comparamos con el vértigo de toallas de otras muchas playas en estas fechas veraniegas. Además, desde aquí se goza de estupendas vistas del armonioso  perfil de Peñíscola, una estampa de puro Mediterráneo.

Una vez en el agua podemos iniciar el recorrido siguiendo la costa, bien dejándola a nuestra izquierda, si vamos hacia el Norte, bien dejándola a nuestra derecha si lo hacemos hacia el Sur; será tal vez la visibilidad la que decida por nosotros. En cualquier caso encontraremos un fondo rocoso profusamente tapizado de algas pardas, verdes y rojizas que sirven de base para una cadena alimenticia de progresivo tamaño y enseguida observaremos sargos, mojarras y con suerte, alguna lubina de buen calibre, siempre atentos y a la  busca de  pequeñas presas como crustáceos y erizos.

 

Un par de lubinas

Un par de lubinas

La irregularidad de la costa es aún mayor desde el agua, y a las zonas completamente sumergidas se unen grandes piedras que incluso emergen en forma de pequeños islotes. Estos hitos siempre son interesantes y merece la pena rodearlos y fijarnos en la cantidad de vida que suelen albergar, ya sea unida permanentemente al sustrato, como sucede con esponjas y pequeñas anémonas y fideos de mar -cuidado con no tocarlos porque son urticantes- ya bien pequeños peces que obtienen aquí casa y comida, entre la infinidad de pequeños huecos labrados entre la piedra, como sucede con los gobios y blenios.

 

El pulpo tras su barricada

El pulpo tras su barricada

Más difícil sin duda será encontrar algún pulpo, no porque no los haya sino porque a su reducida población se añade la extraordinaria habilidad de este cefalópodo para camuflarse y pasar desapercibido en el entorno. Como siempre, el mejor modo de delatar su presencia serán los indicios que en forma de pequeñas piedras y restos de moluscos acumulan cual barricada frente a su refugio. Si vemos estos signos y nos asomamos…tal vez haya premio.

 

Atardecer en Peñíscola

Atardecer en Peñíscola

Nos divertiremos mucho recorriendo estos parajes y disfrutando luego de la impresionante belleza y  sabrosa oferta gastronómica de Peñíscola, un lugar donde siempre es un placer acercase.

VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 5.0/5 (8 votos)
Cala del Moro de Peñíscola, 5.0 out of 5 based on 8 ratings
Categorías: Buceando por la Comunitat, Rutas de snorkel
Temas: , , , , , , , , , , , , , , ,




Comentarios

  1. 01 26 junio, 2017 | Sergio |

    Hola buenas .hay algun club para bucear en peñiscola. O para recargar las botellas de aire gracias

    VA:F [1.9.3_1094]
    Rating: 0 (from 0 votos)



Comentarios

Puedes utilizar las etiquetas más habituales de XHTML en tu comentario.

Formulario para comentar

Loguearme con Facebook

Nombre
Email (no será publicado)
Sitio web
Comentario

Suscribirse a la los comentarios (recibirás un mail cada vez que alguien responda).


Suscripción

Suscripción RSS - Icono RSS Suscribirse RSS / Feed

Suscríbete a través de tu dirección de correo electrónico.

Rafa Martos

Rafa MartosTécnico Deportivo en AA.SS, Instructor de buceo y fotógrafo submarino, autor de publicaciones divulgativas de buceo y snorkel, editó el libro Buceo en la Costa Blanca y es [...]

leer más