Moraig, ruta XL


Saliendo desde la poza del Moraig de Benitatxell podemos abordar diferentes inmersiones según enfilemos con nuestras aletas.

Con un agua tranquila, buena visibilidad y confortable temperatura, hace unos días, antes de este último temporal, nos fuimos a Benitatxell ahora que ya no hay casi vehículos y podemos descargar los pesados trastos en las escaleras mismas de la cripta de la montaña, pues en verano es todo un desafío conseguir aparcar el coche salvo que nos plantemos allí antes de las 9 de la mañana.

Ya en la poza comenzamos el eterno ritual de descender por la chimenea, y por muchas veces que lo haya hecho, siempre me resulta impresionante eso de bajar por un pozo formado en la montaña para encontrarme tras la negror más intensa con la azulada y luminosa franja de agua que nos orienta hacia la salida.

Una vez en mar abierto comenzamos un cómodo recorrido que nos llevó tras unos 10′ de navegación frente a la entrada a la cripta montañosa desde la que parte el río del Moraig, pero en vez de entrar pasamos de largo buscando las rocas de desprendimiento que pocos minutos después van apareciendo a nuestra derecha y que vamos inspeccionando para descubrir la abundante vida que albergan. Tras esto nos abrimos mar adentro, buscando la franja de posidonia y vamos siguiendo su perfil, que abandonamos eventualmente para introducirnos en el arenal, en busca de alguna de las numerosas rayas que a veces se arremolinan por aquí. No hay suerte aunque si que vemos un curioso pez rata, cuyo encuentro es realmente extraordinario.

Cuando volvemos a estar a la altura de la cripta decidimos entrar para experimentar una vez más la sedosa termoclina que hace bajar la temperatura del agua varios grados y que nos invita a subir a superficie unos minutos para disfrutar del impresionante paisaje desde el interior de la montaña.

Cuando salimos enfilamos hacia el punto de inicio de la inmersión, pero llegado a él y como nos encontrábamos muy cómodos con nuestro paseo, decidimos pasar de largo para abordar la escollera de la playa, formada por grandes bloques cúbicos de piedras que sirven de guarida a centenares de pequeños peces y a otros que se nutren de ellos como la dorada.

Finalmente, tras casi 80′ de placentera inmersión el aire de nuestras botellas se impone y no tenemos más remedio que regresar a la poza para salir por la chimenea y dar por finalizada un intenso y extenso recorrido por el litoral del Moraig.

Google Maps

VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 5.0/5 (6 votos)
Moraig, ruta XL, 5.0 out of 5 based on 6 ratings
Categorías: Buceando por la Comunitat, Comunitat Valenciana
Temas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,




Comentarios


Comentarios

Puedes utilizar las etiquetas más habituales de XHTML en tu comentario.

Formulario para comentar

Loguearme con Facebook

Nombre
Email (no será publicado)
Sitio web
Comentario

Suscribirse a la los comentarios (recibirás un mail cada vez que alguien responda).


Suscripción

Suscripción RSS - Icono RSS Suscribirse RSS / Feed

Suscríbete a través de tu dirección de correo electrónico.

Rafa Martos

Rafa MartosTécnico Deportivo en AA.SS, Instructor de buceo y fotógrafo submarino, autor de publicaciones divulgativas de buceo y snorkel, editó el libro Buceo en la Costa Blanca y es [...]

leer más