Oxígeno normobárico en buceo


En caso de accidente de buceo disbárico, está ampliamente demostrada la utilidad de la administración de oxígeno.

Como sabemos, las enfermedades disbáricas por respiración de gases que podemos sufrir los buceadores son fundamentalmente los accidentes de descompresión y la sobrepresión pulmonar, según hemos visto también en posts recientes.

En ámbos casos, la liberación de burbujas de gases dentro de los vasos sanguíneos pueden causar la obstrucción de la circulación sanguínea, con la consecuencia de falta de riego de los tejidos situados tras estas burbujas y con la posible generación de importantes daños. En función de dónde se encuentre la obstrucción, el organismo despliega una vascularización alternativa, es decir, busca otros caminos para llegar a irrigar los tejidos necesarios. Pero en ocasiones, como sucede con el cerebro y la médula espinal, no hay camino alternativo suponiendo el bloqueo un gran riesgo al afectar a órganos muy importantes.

Nunca se deben omitir las paradas

Nunca se deben omitir las paradas

Se hace necesario recuperar cuanto antes la oxigenación de estas zonas y el mejor modo es proporcionar al accidentado un aporte complementario de oxígeno mediante las técnicas de administración de oxígeno normobárico, esto es, a la presión ambiental. El respirar oxígeno al 100% elimina la presencia de nitrógeno en el gas respirado con el consiguiente aumento de su gradiente de presión, lo cual favorece la rápida eliminación de este gas y con ello de las burbujas que se hayan formado.

El enemigo silencioso

El enemigo silencioso

La administración de oxígeno puro debe siempre cuanto antes a fin de evitar los fenómenos de agregación plaquetaria alrededor de la burbuja de nitrógeno y ha de hacerse utilizando un tipo de mascarillas bien adaptadas a la zona oronasal. Además procuraremos usar la mayor concentración (al 100%), con un flujo elevado (15 litros) y durante el mayor tiempo posible, idealmente hasta el traslado del enfermo a una unidad médica o mejor aún, una unidad hiperbárica hospitalaria, para evitar que se repita el aumento del tamaño de las burbujas de nitrógeno.

Por eso es siempre muy recomendable -y en el caso de los centros de buceo siempre exigible- el llevar con nosotros el equipo de administración de oxígeno medicinal, del que hablaremos en el próximo post.

VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 5.0/5 (4 votos)
Oxígeno normobárico en buceo, 5.0 out of 5 based on 4 ratings
Categorías: Centros de buceo, Escuela de buceo
Temas: , , , , , , , , , , , , ,




Comentarios


Comentarios

Puedes utilizar las etiquetas más habituales de XHTML en tu comentario.

Formulario para comentar

Loguearme con Facebook

Nombre
Email (no será publicado)
Sitio web
Comentario

Suscribirse a la los comentarios (recibirás un mail cada vez que alguien responda).


Suscripción

Suscripción RSS - Icono RSS Suscribirse RSS / Feed

Suscríbete a través de tu dirección de correo electrónico.

Rafa Martos

Rafa MartosTécnico Deportivo en AA.SS, Instructor de buceo y fotógrafo submarino, autor de publicaciones divulgativas de buceo y snorkel, editó el libro Buceo en la Costa Blanca y es [...]

leer más