Cuando el frío arrecia


Tenemos suerte de bucear en una zona donde las temperaturas son habitualmente agradables, incluso en pleno invierno.

En el litoral de la Comunitat Valenciana la temperatura media del mar está alrededor de los 18º, mientras que en los meses más fríos, de enero a marzo, lo habitual es encontrarla sobre unos 15º, pocas veces más fría. En cualquier caso, alejada de los 10º C. por debajo de los cuales los estándares del Comité Europeo de Normalización establecen el riesgo de que suframos una hipotermia y/o la congelación de nuestro regulador.

No obstante en la hipotermia el papel determinante no lo jugará la temperatura del agua sino la protección térmica de la que dispongamos, pues incluso en aguas tropicales de 28º, llevando un traje corto por ejemplo, alcanzaríamos la hipotermia después de una estancia muy prolongada, probablemente de días en el agua, mientras que con temperaturas de15º será cuestión de minutos o pocas horas. Así es determinante el tipo de traje que llevemos. Y para nuestras latitudes es suficiente uno semiseco, o incluso uno húmedo con un complemento como un sobretraje. Yo he buceado así muchos años aunque ahora lo cómodo es calzarse un traje seco, del que ya hemos tratado en otras ocasiones.

Abrigarse antes de sumergirse

Abrigarse antes de sumergirse

Pero a lo que vamos, la hipotermia o pérdida de temperatura corporal por inmersión se realiza fundamentalmente por la piel y por la respiración. Como sabemos, el agua es 25 veces mejor conductora de la temperatura que el aire por lo que sus variaciones respecto a la temperatura corporal -siempre por encima de la del agua- van a determinar la velocidad de pérdida de calor. Ésta se producirá por dos métodos, conducción (contacto con el agua) y convección (movimientos del agua, corrientes térmicas…).

Por otro lado, a medida que aumenta la profundidad lo hace también la densidad del aire respirado por lo que la pérdida de calor por la respiración es debida a la conductividad térmica.

Si comenzamos a tiritar, para fuera

Si comenzamos a tiritar, para fuera

Hablamos de hipotermia cuando la temperatura corporal central cae por debajo de los 35º centígrados, bajada que viene acompañada de síntomas previos como temblores, aumento de la frecuencia respiratoria o diuresis, las famosas ganas de orinar que nos entran mientras buceamos.. ante cualquiera de estos síntomas, sobre todo las tiritonas, deberemos comenzar el ascenso y dar por finalizada la inmersión.

Buceamos para disfrutar, no para sufrir

Buceamos para disfrutar, no para sufrir

VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 5.0/5 (3 votos)
Cuando el frío arrecia, 5.0 out of 5 based on 3 ratings
Categorías: Buceando por la Comunitat, Centros de buceo, Escuela de buceo
Temas: , , , , , , , , , , , , , , ,




Comentarios


Comentarios

Puedes utilizar las etiquetas más habituales de XHTML en tu comentario.

Formulario para comentar

Loguearme con Facebook

Nombre
Email (no será publicado)
Sitio web
Comentario

Suscribirse a la los comentarios (recibirás un mail cada vez que alguien responda).


Suscripción

Suscripción RSS - Icono RSS Suscribirse RSS / Feed

Suscríbete a través de tu dirección de correo electrónico.

Rafa Martos

Rafa MartosTécnico Deportivo en AA.SS, Instructor de buceo y fotógrafo submarino, autor de publicaciones divulgativas de buceo y snorkel, editó el libro Buceo en la Costa Blanca y es [...]

leer más