Consejos para planificar una inmersión de buceo


Bucear es una de las mayores satisfacciones que nos regala la vida. Pero el disfrute hay que planificarlo y hacerlo con seguridad.

Cuando pensamos en bucear nos imaginamos sumergidos en aguas tranquilas y acogedoras, con una visibilidad inmejorable que nos ofrece el mejor colorido y vistosidad de los fondos, y por supuesto, a una temperatura confortable. Y así sucede a veces, aunque en muchas otras ocasiones no todo es tan idílico, pueden surgir contratiempos, y no debemos dejar que frustren una inmersión. Por eso se hace necesaria una tarea previa e ineludible de organización y preparación.

Claro, que el nivel de implicación nuestro será diferente según vayamos a bucear con uno de los centros de buceo repartidos por todo el litoral de la Comunitat Valenciana, que dicho sea, es la opción más interesante y segura, que no si la inmersión la organizamos nosotros, es decir, un grupo de amigos con nuestra propia infraestructura. En el primer caso, el Centro de Buceo se encargará de todos los detalles organizativos, que no son pocos. Nuestra colaboración, si nos la solicitan, será testimonial y debemos estar dispuestos a prestarla.

La cosa tiene más complicación cuando con nuestra pareja o grupo de amigos vamos a ir por libre. Entonces será necesaria una tarea de planificación que en esencia tiene que responder a cuatro grandes preguntas: Dónde, cuando, cómo y quién. La sincera respuesta a estas cuestiones determinarán si se puede o no se debe realizar esa inmersión. Tendremos que concretar con precisión el lugar de inmersión, si va a ser desde costa o con embarcación, si el buceo es libre o vamos a tener que solicitar permiso, cuál va a ser la mejor hora –aquí no son importantes las mareas pero en otras zonas del litoral pueden suponer fuertes corrientes y variaciones de cota- , cuál va a ser el perfil que vamos a seguir –no es lo mismo bucear en los restos de un pecio en un lecho de arena a -30 metros  que hacerlo en una cala de fondos someros y progresivos-, etc …

Y sólo entonces, conocidas las características y dificultad de la inmersión podremos saber quién puede participar: por supuesto, sólo los buceadores que tengan la titulación y cualificación adecuadas. Hacer una inmersión a -30 metros y contar con un buceador que sabemos que tiene limitada su titulación a menos profundidad, es una temeridad. Una buena planificación y un plan de emergencias harán seguras nuestras inmersiones y nos permitirán disfrutar del inigualable mundo submarino.

 

VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 5.0/5 (5 votos)
Consejos para planificar una inmersión de buceo, 5.0 out of 5 based on 5 ratings
Categorías: Buceando por la Comunitat, Centros de buceo, Comunitat Valenciana, Planificar la inmersión, Vida submarina
Temas: , ,




Comentarios

  1. 01 6 noviembre, 2017 | Vida Buceo |

    Muy interesante el artículo!

    Para quienes no tienen experiencia previa buceando, pueden hacer un bautismo de buceo, que consiste en una pequeña inmersión a unos 6 metros de profundidad y te permite conocer el mundo subacuático sin tener ninguna titulación previa.

    Dejo un artículo sobre cómo compensar los oídos que puede resultar útl para las primeras inmersiones 😉
    https://vidabuceo.com/blog/10-trucos-compensar-oidos/

    VA:F [1.9.3_1094]
    Rating: 0 (from 0 votos)



Comentarios

Puedes utilizar las etiquetas más habituales de XHTML en tu comentario.

Formulario para comentar

Loguearme con Facebook

Nombre
Email (no será publicado)
Sitio web
Comentario

Suscribirse a la los comentarios (recibirás un mail cada vez que alguien responda).


Suscripción

Suscripción RSS - Icono RSS Suscribirse RSS / Feed

Suscríbete a través de tu dirección de correo electrónico.

Rafa Martos

Rafa MartosTécnico Deportivo en AA.SS, Instructor de buceo y fotógrafo submarino, autor de publicaciones divulgativas de buceo y snorkel, editó el libro Buceo en la Costa Blanca y es [...]

leer más