En el Cap Prim con Paradive


Paradive Xàbia

Una de las inmersiones que no pueden faltar en el loog-book de cualquier buceador es la que tienen ocasión en el extremo sur de la Bahía de Xàbia.

Hablamos del cabo de San Martín o Cap Prim, donde se forma una vaguada frente a un pequeño islote. Con un mar en perfecta calma y una visibilidad prometedora enfilamos la embarcación de Paradive, que en poco más de cinco minutos de navegación desde el renovado Canal de la Fontana nos deja en condiciones de fondear y lanzarnos al agua.

Tras el briefing de rigor nos sumergirmos y tomamos rumbo buscando la pared, dando directamente con un arco en la roca que atravesamos mientras disfrutamos del primero de los bonitos juegos de luces que la transparecencia del agua y las texturas de colores del entorno generan. Como siempre, hay que tener especial cuidado con el aleteo y la flotabilidad al introducirnos en cualquier cavidad, por grande que sea, para evitar alterar el delicado paisaje y no enturbiar el agua. Y especialmente en la inmediata etapa, pues a pocos metros tenemos la entrada de la conocida cueva de la virgen, en la que sólo parece haber cambiado el azulejo votivo, que o bien se ha borrado o ha sido retirado.

Saliendo de la cueva de la virgen

Lo que sigue es la colonia de anémonas incrustantes amarillas que cubren buena parte de los techos de todas estas oquedades, sensible  tapiz que frecuentemente es visitado por pintorescos nudibranquios como la vaquita suiza.

De nuevo un espectáculo de luz cenital inundando a ráfagas el interior de una cavidad. Con la espiritualidad recargada salimos y continuamos bordeando el montículo rocoso, que queda a nuestra izquierda mientras que a la derecha se abre un arenal al que en esta ocasión no prestamos atención. Estamos demasiado pendientes de la enorme cantidad de vida que  abunda por este paraje. Grupos de sargos en castrense formación desfilan ante nosotros mientras las corvinas, en un discreto segundo plano, se reúnen cerca de las numerosas oquedades que trepanan la montaña.

Vaquitas pastando entre los girasoles

Y lo que más me llama la atención hoy es la abundancia de pulpos de gran tamaño, varios de ellos extrañamente fuera de sus agujeros, que es donde es más frecuente poder verlos. Siempre elegantes y armoniosos, cuando llega el momento de moverse lo pueden hacer a una velocidad vertiginosa, casi como la que arrastra los minutos de nuestra inmersión forzándonos a dar por finalizado otro estupendo paseo por los fondos marinos de Xàbia.

El pulpo quiere pasar desapercibido

VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 5.0/5 (7 votos)
En el Cap Prim con Paradive, 5.0 out of 5 based on 7 ratings
Categorías: Buceando por la Comunitat, Centros de buceo
Temas: , , , , , , , , , , , , , , , ,




Comentarios


Comentarios

Puedes utilizar las etiquetas más habituales de XHTML en tu comentario.

Formulario para comentar

Loguearme con Facebook

Nombre
Email (no será publicado)
Sitio web
Comentario

Suscribirse a la los comentarios (recibirás un mail cada vez que alguien responda).


Suscripción

Suscripción RSS - Icono RSS Suscribirse RSS / Feed

Suscríbete a través de tu dirección de correo electrónico.

Rafa Martos

Rafa MartosTécnico Deportivo en AA.SS, Instructor de buceo y fotógrafo submarino, autor de publicaciones divulgativas de buceo y snorkel, editó el libro Buceo en la Costa Blanca y es [...]

leer más