Respirando del compañero


En caso de necesitar tomar aire del compañero tendremos que tener muy claro cómo proceder.

La  maniobra para compartir aire con el compañero se enseña en todos los cursos de iniciación al buceo, sea cual sea la entidad certificadora. Consiste en respirar aire de la misma botella que nuestro compañero, ya sea tomándolo de su regulador auxiliar u octopus, que sería lo normal ya que la normativa sobre seguridad en las actividades subacuáticas en todo el territorio nacional obliga a que llevemos una doble primera etapa, o bien compartiendo la primera etapa, en caso de que no exista octopus o no esté operativo.

Siempre debemos de estar cerca del compañero

En cualquier caso será imprescindible que nos encontremos suficientemente cerca de nuestro compañero como para que cuando nos falte el aire podamos acudir hasta él y pedírselo. Por esta razón, no debemos relajar esta regla, que con el paso del tiempo y a medida que vamos acumulando inmersiones parece que vamos olvidando. Una vez junto a nuestro compañero y habiendo éste advertido la situación, nos entregará su regulador auxiliar. Para eso nos pondremos frente a nuestro compañero aunque según el modelo de regulador puede ser mejor colocarse al costado.

Mal.Navegando así es fácil que se nos salga el regulador

Lo importante es que no nos separemos y para ello es conveniente que nos cojamos mutuamente de nuestros chalecos. De este modo podremos ascender sin problemas, aunque si la situación está controlada y decidimos regresar al punto de salida navegando bajo el agua, una vez hayamos recuperado el ritmo respiratorio, quien toma el aire se pondrá paralelo al donante, por detrás de él, y abrazando su botella, garantizando así que la distancia entre ambos nunca será mayor que la del latiguillo y que no perderemos el octopus. Así podemos avanzar grandes distancias sin mayor problema.

Sin embargo, si nuestro compañero sólo dispone de una segunda etapa, entonces habrá que compartirla y no perder la calma. Lo normal es que cuando llegamos a él, nerviosos y hambrientos de aire, nos ceda su regulador, aunque sin soltarlo, manteniéndolo él cogido mientras respiramos, ya que en estos primeros momentos de ansiedad el receptor podría arrancárselo al donante. Tras dos o tres respiraciones, deberemos devolvérselo y comenzar una dinámica de 1 ó 2 inspiraciones cada uno, cara a cara y ascendiendo poco a poco a superficie y recordando no retener el aire a medida que subimos.  Merece la pena que de vez en cuando practiquemos este ejercicio.

Bien. Navegaremos cogiéndonos de la botella del compañero

VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 5.0/5 (6 votos)
Respirando del compañero, 5.0 out of 5 based on 6 ratings
Categorías: Centros de buceo, Escuela de buceo
Temas: , , , , , , , , , , , ,




Comentarios


Comentarios

Puedes utilizar las etiquetas más habituales de XHTML en tu comentario.

Formulario para comentar

Loguearme con Facebook

Nombre
Email (no será publicado)
Sitio web
Comentario

Suscribirse a la los comentarios (recibirás un mail cada vez que alguien responda).


Suscripción

Suscripción RSS - Icono RSS Suscribirse RSS / Feed

Suscríbete a través de tu dirección de correo electrónico.

Rafa Martos

Rafa MartosTécnico Deportivo en AA.SS, Instructor de buceo y fotógrafo submarino, autor de publicaciones divulgativas de buceo y snorkel, editó el libro Buceo en la Costa Blanca y es [...]

leer más