Rescate de un kiter y su material por una embarcación a motor (2ª parte)

Hola de nuevo amigos, voy a continuar con el relato del último post, una de las particularidades del rescate de un Kitesurfista es que además de rescatar a la persona es recomendable recuperar también su material ya que si lo abandonamos, las líneas y la barra pueden engancharse con otra embarcación y producir un accidente.

Las razones por las que un kiter puede naufragar son múltiples, caída o subida súbita e inesperada de la intensidad del viento, rotura del material, lesión, enganche con otra cometa, imposibilidad de relanzar la cometa, etc.

En la costa de Denia y Oliva en verano lo más frecuente es que el viento térmico de garbí (este-sureste) role a llebeig (sur) y durante un corto periodo de tiempo la intensidad del viento baje, es la situación típica en la que si no has estado atento a los indicios de rolada te quedas sin viento y te cae la cometa al agua. Esta situación suele durar poco tiempo hasta que empieza a soplar el viento de llebeig aunque con la dificultad añadida de que es un viento algo terral en las costas de Denia.

De entre todas las posibilidades de naufragio de un kiter y dado el poco tiempo que teníamos disponible para la explicación decidimos simular una caída súbita del viento que había dejado al kiter (Fernando el paraca) en el agua con la cometa enfrente de él flotando en el agua sin posibilidad de relanzarla.

Fernando simulando estar en apuros

Tras la explicación de Luis “blicsa” en tierra, en la playa de la Punta del Raset de Denia sobre las partes del material y de la ventana de viento, los alumnos estaban preparados para ir al agua. Teníamos a nuestra disposición 4 embarcaciones a motor, una se encargaría de realizar la maniobra de aproximación al kiter y las otras tres transportarían a los alumnos, que observaban atentamente.

El viento venía totalmente de mar (on shore)y una vez localizado el kiter en apuros desde la orilla nos dirigimos a él realizando un rodeo por el exterior de un radio de 30 metros para evitar engancharnos con alguna línea suelta hasta situarnos a barlovento suyo a una distancia de 5 metros aproximadamente. Hay que aclarar que ese día el mar estaba muy calmado pero en caso de mar movido con oleaje habría que tener mucho cuidado con la aproximación por barlovento para evitar que las olas nos lanzaran encima de él.

Una vez cerca de él le pedimos que desenganchara el chicken loop del gancho del arnés y se quedara conectado con el leash a la línea de seguridad, de esta forma conseguíamos despotenciar totalmente la cometa para a continuación lanzarle un chaleco salvavidas y preguntarle y comprobar si se encontraba bien.

En caso de que hubiera tenido lesiones graves lo hubiéramos subido rápidamente a la embarcación y si hubiera sido posible en pocos segundos, hubiéramos cortado líneas intentando recuperar la barra para evitar que el material quedara peligrosamente a la deriva.

Tras indicarle que cuando le diésemos una señal se desconectara de la línea de seguridad nos aproximamos a la cometa por el exterior de un radio de 30 metros para evitar problemas por rolada del viento o líneas sueltas.

Alumnos de la Cruz roja atendiendo las explicaciones de raúl sobre rescate de un kiter

Una vez superada la altura de la cometa aproamos la embarcación hacia la cometa aproximándonos muy muy lentamente hasta que pude coger del borde de ataque, justo en ese momento le pedí al patrón que reculase hacia tras para mantener en todo momento las líneas alejadas del motor, detalle importantísimo, y manejé la cometa de tal manera que en ningún momento cogiese viento, a continuación abrí las válvulas del borde de ataque y metí rápidamente la cometa plegada dentro de la embarcación a la vez que indicaba a Fernando que se desconectara de la línea de seguridad y empecé a recoger las líneas metiéndolas en un cubo para evitar que quedaran sueltas por la cubierta pudiendo suponer un peligro además de liarse.

Tras recoger completamente las líneas y la barra fuimos directamente a por nuestro supernadador Fernando que tranquilamente nos esperaba con su chaleco salvavidas y lo subimos a la embarcación en perfecto estado.

Bueno amigos aunque sé que las situaciones en las que realizamos la simulación eran muy ventajosas y que en condiciones de viento fuerte, oleaje o kiter con lesión grave hubiera requerido una maniobra diferente y adecuada a esa situación concreta creo que hemos dado un primer paso en la formación de nuestros rescatadores y en un futuro daremos un curso más completo para que cuando practiquemos este hermoso deporte nos sintamos mucho más seguros.

Gracias y PURA VIDA!!!

VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 0.0/5 (0 votos)
Raúl Arellano

Acerca de Raúl Arellano

Raúl Arellano es un valenciano que practica Kite desde el 2001, aunque antes practicó funboard 15 años. Es Presidente de la AEK, secretario de Kite de la FVCV, director de los cursos de formación de instructores de Kite de la FVCV y del 2007 al 2013 fue Secretario Nacional de la clase Kite de la RFEV. Ha organizado 4 campeonatos de España de fórmula Kite con el RCN de Dénia y trabaja como profesor de EF en el IES Josep Iborra de Benissa. Suele navegar en las playas de Dénia y Calpe
Esta entrada fue publicada en Comunitat Valenciana y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loguearme con Facebook