El Montgó. El Balcón del Mediterráneo.


El majestuoso Montgó es nuestra gran montaña litoral, un hito geográfico relevante en el perfil costero de las tierras valencianas y que, junto al Penal d´Ifac, se eleva con la fascinación y firmeza de su relieve en un paisaje configurado por la doble presencia del mar y la monta, consustancial con las esencias de la mediterraneidad. El Montgó se adentra en el mar por la proa avanzada del Cap de Sant Antoni, soberbio pedestal súbitamente tallado por una fachada marinera acantilada, con alturas de hasta 176 metros en la punta del cabo, de impresionante verticalidad sobre el espejo de las profundas aguas. Entre Dènia y Xàbia, el cabo determina un punto de inflexión en la morfología litoral: el amplio y abierto golfo de Valencia, de bajas playas y un rosario de marjales y humedales, cierra la suavidad de su contorno meridional de media luna con este abrupto tajamar rocoso. Por el contrario, a mediodía, el radical cambio de la fisonomía costera delinea un recortado perfil de las montañas invadiendo el mar con verticales frentes de cantil, alternando con doradas playas y pedregosas calas rocosas, radiante patrimonio paisajístico entre los más bellos de nuestra geografía.

El Montgó se eleva 753 metros sobre el cercano mar. Su configuración de muralla, de abruptas vertientes que descansan sobre los llanos litorales agrícolas apenas alzados sobre el nivel del mar, aíslan y singularizan su mole en el paisaje entre el mar y tierra adentro y le confieren la fuerza de símbolo para las gentes de su entorno, marinos y campesinos que tienen en su fulgurante relieve referentes de territorialidad y sentimiento de pertenencia a un lugar. Desde mar adentro, su blanca mole de recia caliza, se divisa desde grandes distancias, orientación inconfundible en la aventura del mar para los navegantes de la antigüedad en sus inciertas derrotas a la vista de la costa. Todas las culturas de las orillas mediterráneas han recalado al resguardo de la montaña: Dénia, colonia griega; la Dianium latina y la próspero y culta taifa musulmana de Daniyya. Más tarde cabeza del marquesado de su nombre. Desde los cazadores del Paleolítico hasta nuestros días, estas campiñas y paisajes humanizados en torno de la montaña, compendian la milenaria huella del hombre en estas radiantes orillas mediterráneas.

El Montgó, atalaya del Mediterráneo.- El Montgó se sitúa entre las montañas de nuestra orografía con mayor dominio visual a los cuatro puntos cardinales. El 23 de abril de 1804 el astrónomo francés Méchain estuvo en la cumbre de esta montaña, elegida por las condiciones naturales antedichas para los trabajos de medición del cuadrante del meridiano terrestre que pasa por París, fundamento del sistema Métrico Decimal. Al mismo tiempo, como punto de observación y sistematización de grandes espacios, sirvió para la triangulación con líneas visuales con el monte Bartolo en Castellón y el Camprovei de Ibiza, distante 70 kilómetros y perfectamente visible en días claros, cerrando la triangulación que unía cartográficamente la península con el archipiélago balear. Esta sobresaliente cualidad geográfica ha valido al Montgó la máxima jerarquía de los vértices geodésicos, privilegio de visión de la naturaleza sin límites y de la geografía vivida desde las cumbres e íntimos sentimientos y sensaciones excursionistas que esta bien amada montaña trasmite intensamente.

El Montgó, Parque Natural.- Este sistema atesora una de las más notables reservas de la biodiversidad mediterránea de nuestras tierras y, también, del amplio contexto de la cuenca del Mediterráneo, pese a los repetidos e intencionados incendios que ha sufrido. Su configuración a dos vertientes contrapuestas en su exposición solar, umbría y solana, el influjo del mar y el beneficio de un régimen de precipitaciones superiores a la media comunitaria, han propiciado la excepcional riqueza de los agrupamientos vegetales, flora exótica y gran riqueza de endemismos. En el año 1987 la Generalitat Valenciana declaró el Montgó y su prolongación litoral, Parque Natural. Esta necesaria protección institucional, supuso el freno a un acoso urbanístico que no dudaba en privatizar y arrasar hasta los más sagrados recintos botánicos de la hermosa y venerada montaña. A la vista del caótico tropel de las urbanizaciones tendidas en su entorno, el excursionista podrá deducir cuál era el degradante destino reservado a estos bellos paisajes.

Rafael Cebrián

*Centre Excursionista de València.

Bibliografía.- Existe abundante bibliografía senderista y de temas culturales, geografía, etnografía y botánica, sobre el Montgó, Dénia y Xàbia. Documentación que orienta otras interesantes rutas, de las varias posibles en el sistema y su entorno.

Guía Senda Verde. Provincias de Valencia y Alicante. Edita: Generalitat Valenciana.

Por las cumbres de la Comunidad Valenciana. Edita: Centro Excursionista de Valencia.

Rutas Valencianas. José Soler Carnicer.

Espacios naturales de Castellón, Valencia y Alicante.-Juan Antonio Calabuig. Editorial Everest. Año 2001.

VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 1.0/5 (1 voto)
El Montgó. El Balcón del Mediterráneo., 1.0 out of 5 based on 1 rating
Categorías: Comunitat Valenciana
Temas: , , ,




Comentarios


Comentarios

Puedes utilizar las etiquetas más habituales de XHTML en tu comentario.

Formulario para comentar

Loguearme con Facebook

Nombre
Email (no será publicado)
Sitio web
Comentario

Suscribirse a la los comentarios (recibirás un mail cada vez que alguien responda).


Suscripción

Suscripción RSS - Icono RSS Suscribirse RSS / Feed

Suscríbete a través de tu dirección de correo electrónico.

Agència Valenciana del Turisme

Agència Valenciana del Turisme

La Diputación de Alicante conjuntamente con la Federació d’Esports de Muntanya i Escalada de la Comunitat Valenciana, realiza durante la primavera y el otoño el Programa de Senderismo [...]

leer más