Senderismo y nuevas tecnologías


Cada vez más las nuevas tecnologías están presenten en lo cotidiano de nuestra vida y eso implica también los hobbies y nuestras actividades deportivas.

Ya hemos tratado en algún post anterior como los del Instituto Cartográfico Valenciano, mi senda FEDME o la aplicación para móviles OruxICV. Webs y apps que nos resultan de gran utilidad a la hora de buscar y seguir los senderos de nuestras montañas.

El móvil está substituyendo, al menos al senderista que se inicia en este mundo, a los GPS y los relojes de montaña con altímetros y barómetros digitales, dado que todas estas herramientas las podemos incorporar a nuestro Smartphone, junto con la cámara de fotos y demás. Todo en un aparato.

Todo ello hace que abandonemos el papel. Los mapas tradicionales, que algunos como Tossal Cartografies todavía se atreven a publicar o algunas topoguías o libros de rutas que cada vez se venden menos porque es más fácil buscarlo en internet.

No estoy en contra de todas estas tecnologías, es más, las uso siempre que salgo a la montaña pero con este post me gustaría revindicar el excursionismo más clásico, el de coger un mapa e ir a buscar ese sendero o camino tradicional medio perdido porque las nuevas vías de comunicación ya no lo hacen viable.

Es una actividad que suelo hacer 2 – 3 veces al año y que os recomiendo. Buscar información en los clásicos como Cavanilles, Juan de Villuga, Jerónimo Muñoz, etc., mapas de épocas anteriores a los ordenadores, hablar con los mayores del lugar y después de todo esto, adentrarse en los bosques y montañas.

Mapa 1938

No sin dejar de lado la formación. Aprender a leer el mapa topográfico y a manejar la brújula para su uso en actividades de montaña o simplemente recordar esas nociones que la tecnología hunde en el fondo de nuestra memoria y que un día nos pueden sacar de un apuro.

La geografía, la historia del lugar, tanto la antigua como la moderna, la flora, la geología… cada cual que se busque la excusa perfecta para estudiar y preparar la salida. Veréis cuántas cosas descubrís. Después, la recompensa: salir a patear con los amigos y redescubrir esos caminos como la senda de los cartujos (Memoria Viva. Pág 104 y ss. UJI Castellón) recuperada por la Asociación Cultural Cartuja Vall de Crist.

Os animo y os recomiendo que lo probéis. Buscad en casa la caja de mapas que hace años que no usáis o acercaros a vuestra librería especializada y compraros un mapa de una zona que os llame la atención y no que hayáis estado. No hacen falta grandes hazañas, investigad y disfrutad del contacto de la naturaleza con el móvil apagado en vuestra mochila (porque por seguridad hay que llevarlo siempre).

Ya me contaréis la experiencia.

VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 5.0/5 (1 voto)
Senderismo y nuevas tecnologías, 5.0 out of 5 based on 1 rating
Categorías: Comunitat Valenciana
Temas: , , , ,




Comentarios


Comentarios

Puedes utilizar las etiquetas más habituales de XHTML en tu comentario.

Formulario para comentar

Loguearme con Facebook

Nombre
Email (no será publicado)
Sitio web
Comentario

Suscribirse a la los comentarios (recibirás un mail cada vez que alguien responda).


Suscripción

Suscripción RSS - Icono RSS Suscribirse RSS / Feed

Suscríbete a través de tu dirección de correo electrónico.

Salvador Blanco

Salvador BlancoSalvador es Técnico de Senderos de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME), miembro del Comité Técnico de Senderos de la Federació d'Esports de Muntanya i Escalada [...]

leer más