La Serra Gelada


Aunque es más indicada para caminar que para ir en bici, un pequeño paseo de 8 kms nos permitirá conocer, a golpe de pedal, esta isla de exhuberancia frente al Mediterráneo.

La Serra Gelada es una isla de exhuberancia entre la playa de l`Albir y la populosa Benidorm. Una reserva conservada entre las urbanizaciones de Altea y Alfás del Pi. Mientras dejas atrás la ciudad de Benidorm, te vas adentrando en la sierra, y no sin poco esfuerzo, remontas las bruscas laderas de piedra descarnada.

Conocida también como la sierra de L’Arabí, la Serra Gelada es una montaña litoral de pequeñas dimensiones cuya situación la convierten en un interesantísimo espacio natural, tanto por su aislamiento como por su proximidad al mar. Tiene una orientación noreste-sudoeste, con una longitud aproximada de tan solo seis km., desde la punta Bombarda o de l’Albir hasta la punta de Pinet en Benidorm. Alcanza los 438 m de altura máxima, a menos de 500 m de la costa, lo que da idea del perfil abrupto y accidentado la sierra, elevada prácticamente en vertical sobre el mar. Se trata, geomorfológicamente hablando, de un bloque cretácico, afectado por numerosas fallas y en su origen, formado por potentes bancos de rocas margoso-areniscosas mezcladas con calizas.

Esta particular composición geológica es lo que le da el característico color rojizo a la sierra y, vista desde el mar, impresiona por sus elevados acantilados que alcanzan los 400 m de desnivel. El nombre “gelada” viene dado por su orientación y altitud, algo más fria que las poblaciones de su alrededor, sobre todo en los días de viento. Hay quien dice sin embargo, que en las noches de luna, la sierra parece, reflejada sobre el mar, un gran bloque de hielo.

Hasta los años cincuenta en la bahía de Benidorm se conservaba una almadraba. Era paso de atunes hasta que éstos cambiaron sus rutas migratorias. En la Punta Bombarda quedan restos de una antigua mina de hierro con sus instalaciones oxidadas por el mar y semiocultas por las maquias litorales.

Desde el final de la playa de l`Albir, un delicioso paseo ideal para ir en bici o acompañados de los más pequeños, nos lleva entre calas y acantilados hasta el faro, que como todos los faros, entraña nostalgia y fascinación.

VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 0.0/5 (0 votos)
Categorías: Comunitat Valenciana, Excursiones
Temas: , , , ,




Comentarios


Comentarios

Puedes utilizar las etiquetas más habituales de XHTML en tu comentario.

Formulario para comentar

Loguearme con Facebook

Nombre
Email (no será publicado)
Sitio web
Comentario

Suscribirse a la los comentarios (recibirás un mail cada vez que alguien responda).


Suscripción

Suscripción RSS - Icono RSS Suscribirse RSS / Feed

Suscríbete a través de tu dirección de correo electrónico.



José Manuel Almerich

José Manuel AlmerichEscritor, geógrafo y ciclista de montaña, José Manuel Almerich es un apasionado de la bicicleta por caminos forestales y divulgador por naturaleza del patrimonio rural valenciano. Viajero incansable, ha publicado [...]

leer más