Cicloturismo de alforjas


El cicloturismo es una de las facetas del ciclismo más exigentes. A las dificultades propias de ir por carretera, hay que unir la mayor probabilidad de averías por el peso que soporta la bicicleta.

Dijo una vez Juanjo Alonso, el hombre que ha recorrido el mundo en bicicleta ligero de equipaje, que el oído es fundamental para evitar problemas serios.

La mayoría de las veces, un pequeño ruído es la señal de un tornillo flojo, falta de lubricante, un radio con poca tensión o cualquier otra tontería sin importancia. Tienen fácil solución pero pueden llegar a complicarse si no se soluciona en el momento. Una avería muy frecuente en cicloturismo es la rotura del portabultos. Esto que algunas veces responde a una elección equivocada, en otras la avería es debido aque se aflojan los tornillos que lo sujetan al cuadro y si no se aprietan inmediatamente, el peso del equipaje hace vibrar el portabultos cortando los tornillos o partiendo alguna varilla. Entonces y sobre la marcha, comienzan una serie de roturas y reparaciones chapuceras que pueden acabar con el viaje. Por otro lado, saber manejar bien las herramientas es importante, pero también hay que familiarizarnos con las sonidos y procurar descifrarlos para cuando «suenen» podamos ir a comprobar la avería.Tengamos en cuenta que haciendo cicloturismo y bicicleta de montaña, los mecánicos de bici pueden estar muy lejos.

Si queremos que nuestra máquina nos lleve al final de todos los caminos, hay que revisar a diario todo el sistema de trasmisión y revisar radios y rodamientos, especialmente los bujes. Lubricar la cadena y mantener limpios los desviadores, no olvidarse de apretar de vez en cuando los tornillos de sujeción del protabultos y el tornillo de las bielas.

Y por último, una serie de consejos básicos que siempre viene bien recordar:

conducir con suavidad, no pasar por encima de los baches o piedras, revisar los frenos siempre y mantener la presión adecuada de los neumáticos teniéndo en cuenta el peso añadido que suponen las alforjas.

En definitiva, y volviendo a las palabras de Juanjo Alonso, tratar a la bicicleta como una compañera de verdad, de las que siempre están cuando hace falta. Porque ella estará y nos devolverá los cuidados en los momentos más difíciles igual como nosotros la hayamos cuidado a ella.

VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 0.0/5 (0 votos)
Categorías: Comunitat Valenciana, Grandes travesías, Material deportivo, Sugerencias y consejos
Temas: , ,




Comentarios


Comentarios

Puedes utilizar las etiquetas más habituales de XHTML en tu comentario.

Formulario para comentar

Loguearme con Facebook

Nombre
Email (no será publicado)
Sitio web
Comentario

Suscribirse a la los comentarios (recibirás un mail cada vez que alguien responda).


Suscripción

Suscripción RSS - Icono RSS Suscribirse RSS / Feed

Suscríbete a través de tu dirección de correo electrónico.



José Manuel Almerich

José Manuel AlmerichEscritor, geógrafo y ciclista de montaña, José Manuel Almerich es un apasionado de la bicicleta por caminos forestales y divulgador por naturaleza del patrimonio rural valenciano. Viajero incansable, ha publicado [...]

leer más