Las masíes de les Alcusses


Hay lugares que sorprenden por el entorno en el que se ubican. Otros sorprenden por su originalidad, buen trato, saber hacer o buena comida. Hay otros que lo hacen por sí solos o o lo tienen todo, como el mas de Montserrat, en les Alcusses.

El mas de Montserrat, junto al camino de Santiago desde Valencia, es uno de esos lugares que quedan siempre en nuestra mente por muchos motivos.Por sí solos, y por entorno. Por la gastronomía y el trato que ofrecen, por su saber hacer y también, por su originalidad. Porque José, el responsable del hotel hace todo lo posible para que el viajero se sienta bien, como en su casa. Aunque el lugar no tuviese el privilegio de ubicarse donde se ubica: les Alcusses.

Albergue municipal «les Alcusses»

El mas de Montserrat es una casa solariega de finales del siglo XIX que ha sido restaurada con el gusto y el sabor de las casas antiguas. Una decoración con carácter donde se mezclan el ambiente rural con el confort y las exigencias del turismo actual, responsable y respetuoso con el medio y que busca la paz y el sosiego que tan sólo se puede encontrar en el interior valenciano.

Mas de Montserrat

Pero sin lugar a dudas, lo que más sorprende es la ubicación de la masía, que es como un preludio a lo que nos vamos a encontrar. Un pequeño valle tranquilo y sereno, ondulado y tapizado de viñas y girasoles, donde se concentran las bodegas de mayor prestigio de nuestro país. El Pago de la Casa Gran, el Celler del Roure, la Heretat de Tavernes, los Frailes, y las bodegas de Daniel Bleda y Rafael Cambra. Nombres cuya sola mención evocan recuerdos y tradiciones, de familias enteras dedicadas sacar de la tierra, la misma esencia de la vida.

Paisajes dorados de trigales, cepas y girasoles. Casas de campo dispersas enclavadas en lo alto de los cerros dominando un territorio de contrastes, diferente del resto porque es lugar de paso y tierra de frontera.

Mas cercano a la Vall d’Albaida que al Caroig, se nutre de ambos para crear un escenario único y diferente, singular como pocos antes de pasar desde las fértiles huertas de la ribera del Canyoles a las tierras manchegas. Es posible que el hecho de descubrirlo en bici condicione nuestras percepciones; es posible que seguir el camino de Santiago le dote al paisaje de una aureola mística y de serenidad, y es posible también que la hospitalidad del mas y la lluvia que nos acompaño a la vuelta nos hayan hecho ver las cosas de forma distinta, de una manera personal y subjetiva, pero no por ello menos bella.

Casa de la Rabosa

A Vicente Dubal, alcalde de Moixent, no le gusta que llamen a su término municipal “la Toscana Valenciana”, y tiene toda la razón, pero a mí el nombre me gusta, no por la comparación sino porque a todo aquel que le llega el nombre, le incita a la curiosidad, le motiva a visitarlo y buscar en él, lo que en esta definición hay de verdad.

El deseo de conocerlo sobre todo, porque es lo que puede darle vida y el impulso que necesita esta comarca. Les Alcusses, topónimo de origen íbero y como se ha denominado históricamente, es mas contundente, evocador, sobrio y que identifica con fuerza este paisaje. Desde el cerro donde se ubica la Bastida, el poblado íbero que marcó un antes y un después en la investigación prehistórica, en especial tras los últimos hallazgos, se observa la totalidad de los campos que en su día fueron la despensa de la Contestania. Hace 2500 años guerreros como el de Moixent recorrieron a lomos de su caballo y defendieron lo que entonces eran extensos campos de cereales, base de la alimentación íbera junto con la ganadería y el pan de bellota.

Mas de Sant Joaquin

Nosotros ahora paseamos en bici por sus caminos pero ya no son campos de trigo, sino extensos viñedos y campos de girasoles salpicados de casas solariegas y retazos de bosque.

Descubrimos el mas de Monserrat una tarde de verano. Hacía mucho calor en Moixent desde donde partimos hacia les Alcusses siguiendo las flechas amarillas de un imaginario camino hacia Santiago, el camí a Sant Jaume de Ponent.

Mas de Montserrat. Hotel

Jose, responsable y cocinero nos preparó un arroz al horno como los de antes, con sabor a leña y a romero. Sin mucha grasa pero contundente, con la costra que delata una cocción lenta y reposada. El vino, un tinto joven de las bodegas cercanas y de postre, fruta fresca recogida en las propias huertas de la masía.

José Bas Tortosa, cocinero y responsable del hotel

A la vuelta, una tormenta de verano descargó su fuerza sobre los campos, refrescó el ambiente y cambió las tonalidades de la luz, haciendo el cielo más gris y mas verdes los viñedos. Los girasoles escondieron su rostro de la lluvia para evitar perder sus semillas por el agua.

El regreso fue más tranquilo y sosegado respirando el aire húmedo de los campos y disfrutando de un paisaje idílico, evocador de sueños y aventuras en una tierra que ya lo era todo hace más de veinte siglos.

Volveremos, por supuesto, a recorrer con más calma les Alcusses y visitar las bodegas y sus campos.

El mas de Monserrat se encuentra a 31 Km. de Xàtiva y a 32 de Almansa. La carretera que discurre desde Moixent hacia Fontanars pasa junto a la entrada a la altura del kilómetro 9. Muy cerca queda el albergue municipal que es el lugar idóneo para ser utilizado como base de nuestras excursiones. En bici podemos seguir las marcas amarillas marcadas para seguir el camino de Santiago y perderse, por las montañas que envuelven este pequeño valle que parece haber sido sacado del renacimiento. También podemos acceder desde Fontanars dels Alforins en dirección a Moixent.

No os lo perdais. Es un buen lugar para pasar unos días este otoño. Los colores de las cepas convierten este paisaje en un inmenso cuadro impresionista.

Espero que os guste.

Texto y fotos: jm almerich

VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 4.0/5 (2 votos)
Las masíes de les Alcusses, 4.0 out of 5 based on 2 ratings
Categorías: Comunitat Valenciana, Excursiones
Temas: , , , , ,




Comentarios

  1. 01 Deni Man 27 agosto, 2010 | comentarista |

    Efectivamente, el eje formado por los valles de Les Alcusses y Els Alforins, nos brinda un entorno único donde la simbiosis entre vid y monte constituye la mejor diapositiva sobre la disposición de paisaje en mosaico de los espacios agroforestales mediterráneos.
    Hay una apuesta clara y contundente por por parte de la Generalitat Valenciana, los ayuntamientos de Moixent, La Font de la Figuera y Fontanars dels Alforins y las 15 bodegas más los establecimientos turísticos por reivindicar la categoría de estos espacios y los vinos que aquí se producen.

    VN:F [1.9.3_1094]
    Rating: +1 (from 1 voto)



Comentarios

Puedes utilizar las etiquetas más habituales de XHTML en tu comentario.

Formulario para comentar

Loguearme con Facebook

Nombre
Email (no será publicado)
Sitio web
Comentario

Suscribirse a la los comentarios (recibirás un mail cada vez que alguien responda).


Suscripción

Suscripción RSS - Icono RSS Suscribirse RSS / Feed

Suscríbete a través de tu dirección de correo electrónico.



José Manuel Almerich

José Manuel AlmerichEscritor, geógrafo y ciclista de montaña, José Manuel Almerich es un apasionado de la bicicleta por caminos forestales y divulgador por naturaleza del patrimonio rural valenciano. Viajero incansable, ha publicado [...]

leer más