Rincones de Torreblanca


Descanso junto al mar

Con esta sugerente invitación, el Ayuntamiento de Torreblanca nos propone realizar una excursión circular en bicicleta para conocer, no sólo los núcleos urbanos de Torreblanca y Torrenostra, sino su extraordinario término municipal dentro del cual está parte del Parque Natural del Prat de Cabanes-Torreblanca. No sólo es una excursión fácil, que no presenta dificultad técnica ni física alguna, sino que es perfectamente compatible con el excursionismo en familia.

Circula en su mayor parte por caminos rurales asfaltados, y uno de sus principales atractivos es que recorre en parte, una antigua vía pecuaria conocida como la Cañada del Mar, un tramo de costa solitaria “con la estampa de paisaje caribeño” como reza el tríptico editado por el servicio de Turismo, “Torreblanca en Bici”

No es necesario recurrir a comparaciones caribeñas, ni a ninguna otra parte del mundo, porque las costas de Torreblanca, y por extensión, el parque natural del Prat y la sierra de Irta, tienen la personalidad propia de la cultura mediterránea y el atractivo suficiente como para quedarnos fascinados durante horas ante una puesta de sol tras las lagunas del parque, o contemplar las distintas especies de aves que anidan entre los carrizales.

Porque el Prat es un ejemplo único de albufera colmatada, de paisaje litoral virgen inalterado y donde el hombre no ha sido capaz de transforman en el centro del paraje por su imposible acceso. Los cordones dunares separan esta antigua albufera cuyos limos la han cubierto casi por completo por el proceso natural de erosión, y sirven a su vez, de lugar de anidamiento de especies como la Perdiz de mar que necesitan vivir y reproducirse, entre la vegetación litoral y la orilla del mar, esa estrecha franja que, como la dehesa del Saler, las dunas del Carabassi en Elche o las salinas de Santa Pola, sirven de enlace entre la tierra y el agua, o mejor aún, entre ecosistemas tan distintos como los estuarios, las salinas, las albuferas y los deltas de los ríos.

La excursión parte del casco urbano de Torreblanca, sigue el Cami Vell de Cap i Corb y cruzamos la vía del ferrocarril por un paso elevado que salva el desnivel. Luego ya continuamos por el carril bici en dirección a la costa hasta que lo dejamos, siguiendo de nuevo el Cami Vell hasta que llegamos al complejo de San Antonio o Capicorp en apenas media hora.

La ruta prosigue junto a la costa por la Cañada del Mar, rebasamos un tramo de piedras de apenas doscientos metros y giramos hacia la derecha siguiendo la finca del Campás, desde donde continuaremos hacia Torrenostra, que es la parte urbanizada de la playa de Torreblanca y dependiente de ella.

Siguiendo por la avenida de Castellón llegaremos al Centre de Medioambiental de Torreblanca, el edificio Espai Natura, lugar de visita obligada, no sólo porque en él están las instalaciones de la Oficina de Turismo y podremos recabar toda la información necesaria sobre este entorno, sino porque el singular edificio está pegado al mismo Parque Natural y es a su vez, un privilegiado mirador sobre las lagunas.

Desde aquí cruzaremos con otra ruta de bici que se adentra en el Parque Natural, podemos enlazar con ella y volver luego a este mismo punto de partida, y seguimos recto por la pista asfaltada que gira a la derecha para tomar la vía pecuaria conocida como Carrassa de la Ratlla, topónimo que hace referencia a un linde de términos o de campos. Previamente por supuesto habremos realizado una serie de paradas que nos permitirán contemplar unas magníficas vistas del Parque Natural, el parque de l’Arrosar y el Camping Torrenostra.

Volveremos, tras cambiar de dirección a pasar por encima del paso sobre el ferrocarril, para tomar una nueva vía pecuaria, “la colada de la carretera Vella de Castelló” que nos conduce de nuevo, a Torreblanca.

El recorrido tiene apenas un desnivel máximo de 45 metros de altura y una distancia total de 22 kilómetros. Una excursión fácil, sencilla y sin tráfico que nos permitirá conocer una parte importante de nuestro litoral acompañados de los más pequeños.

En sucesivos post iremos completando más rutas del entorno de Torreblanca, como son la Gola del Trenc, la ruta de Iniciación a la Montaña o los Montes Costeros, que rebasa los límites municipales y se adentra en los términos de Cabanes, Benlloch, Villanova de Alcolea y Alcalá de Xivert.

Torreblanca en bici es una propuesta de ocio y turismo de carácter deportivo y medioambiental que pretende dar a conocer el rico y variado patrimonio de Torreblanca y alrededores, además de ser una invitación permanente para vecinos y visitantes a disfrutar de él. En un futuro, las rutas que fueron marcadas y señalizadas bajo esta propuesta, se verán integradas en el nuevo Centro de BTT Costa de Azahar.

Texto: José Manuel Almerich

Fotografías: Miguel Ángel Soliveres, Mayte Mar y José Manuel Almerich

Mas información:

www.torreblanca.es

VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 0.0/5 (0 votos)
Categorías: Comunitat Valenciana, Excursiones
Temas: , , , ,




Comentarios


Comentarios

Puedes utilizar las etiquetas más habituales de XHTML en tu comentario.

Formulario para comentar

Loguearme con Facebook

Nombre
Email (no será publicado)
Sitio web
Comentario

Suscribirse a la los comentarios (recibirás un mail cada vez que alguien responda).


Suscripción

Suscripción RSS - Icono RSS Suscribirse RSS / Feed

Suscríbete a través de tu dirección de correo electrónico.



José Manuel Almerich

José Manuel AlmerichEscritor, geógrafo y ciclista de montaña, José Manuel Almerich es un apasionado de la bicicleta por caminos forestales y divulgador por naturaleza del patrimonio rural valenciano. Viajero incansable, ha publicado [...]

leer más