Seguros para ciclistas


Practica el ciclismo de montaña con total seguridad

En alguna ocasión hemos hablado de este tema, y también de la necesidad de federarse sobre todo si participamos en marchas o competiciones. Hasta hace unos años no era fácil encontrar una póliza de seguro que se adaptase a nuestras necesidades como ciclistas, tanto por las opciones de cobertura como la responsabilidad civil, seguro de accidentes o robo de la bicicleta, prestaciones antes que no se contemplaban.

Actualmente, y cada vez más, las compañías de seguro se adaptan a los nuevos tiempos, e incluyen el aseguramiento de la actividad de la bicicleta entre otras cosas,  por la cada vez mayor utilización de la misma y un mercado con cada vez mayores posibilidades de negocio. Esto implica poder hacer frente a contingencias porque ya existe un volumen importante de asegurados que son la base de las compañías.

Hay que tener en cuenta que como mínimo, debemos tener el seguro de accidentes para nuestros propios daños, los daños a terceros (aquellos que podamos provocar directa o indirectamente a personas u objetos) y también frente al robo de la bici. Según las coberturas, como en cualquier seguro, el precio varía, pero al menos como coberturas imprescindibles deberían ser las anteriormente citadas.

En un mundo en el que cada vez más, el hecho de moverse en bicicleta es mucho más que llegar a un destino, el trayecto debe disfrutarse con total seguridad. El hecho de sentirse protegido cuando montas en bici ya nos da cierta tranquilidad y eso evita también miedos y tensiones ante ciertas reacciones.

Si además aseguramos la bici frente a accidentes y robo, dejaremos de preocuparnos y nos centraremos en lo realmente importante, máxima atención sobre todo si circulamos por ciudad y por la montaña.

La fórmula de seguros modulares que aplican casi todas las compañías,  nos permitirá adaptar la póliza  a nuestras necesidades y elegir entre diferentes opciones de cobertura. Los daños a terceros también deben incluirse, al igual que la defensa jurídica ante reclamaciones de terceros. Otras opciones son la hospitalización en el centro elegido, evacuación, orientación médica e incluso cirugía reparadora.

Esperemos que en ningún caso tengamos que utilizar estas coberturas, pero para mayor tranquilidad si no estamos federados, y si lo estamos también, es conveniente ya que las compañías se han adaptado a una necesidad social como es el caso del trasporte en bicicleta.

En la actualidad prácticamente todas las  compañías de seguros incluyen ya la póliza para ciclistas y bicicletas. Tan sólo tienes que informarte y navegar por la red para ver cual se adapta a tus necesidades. Pero sea como sea, la prudencia siempre es la mejor de las consejeras. Os adjuntamos un enlace para recordar una serie de medidas mínimas de seguridad para prevenir situaciones arriesgadas.

Ciclismo seguro. Diez consejos para prevenir accidentes

VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 0.0/5 (0 votos)