Penyes Altes


Un recorrido de altura por las ásperas cumbres de la Sierra Calderona

La Calderona sigue proporcionando placer, deporte y paisaje. Nuestra entrañable montaña, ese Parque Natural cercano a la ciudad de Valencia que es la válvula de escape para los habitantes de la gran urbe, fue escuela de naturaleza, de escalada y un lugar de aprendizaje para los ciclistas todo terreno.

En tan sólo unas horas, incluso una tarde de invierno, podemos recorrer todo un mundo de sensaciones que nos hará olvidar la rutina diaria. Cualquier época del año es ideal para recorrer la Sierra Calderona y ascender hacia la Masía Tristán por el barranco de la Vigueta y la Font de la Gota. Así, rodeados de vegetación de ribera alcanzaremos hasta la parte más alta de la sierra donde se conservan bosques intactos de alcornoques, enebros, encinas y pino blanco.

El barranco de la Vigueta tiene agua permanente aunque a veces no se deje ver. En sus pozas surgen pequeños manantiales favorecidos por las nieblas frecuentes de la sierra y el sustrato de arenisca roja que hace que esta humedad recogida en las plantas y los troncos de los árboles se deslice durante la noche hacia el suelo y sea absorbida por la tierra. Y así, poco a poco desde Montemayor y Peñas Altas hasta el fondo del lecho fluvial, el agua gota a gota se irá acumulando y saldrá en la fuente de la gota, al principio del barranco y en el rosario de pequeñas pozas que existen a lo largo del estrecho cauce.

Los tamarindos, adelfas, sauces, jaras y arrayanes siguen el rastro del camino que asciende por la umbría hasta que poco a poco se va abriendo a la vez que el suelo se descarna hasta hacerlo  intransitable. Este viejo camino que sigue el curso del Vigueta se destroza cada vez que las lluvias torrenciales caen sobre la sierra. La fragilidad del rodeno, la fuerte pendiente, y el hecho de que en ocasiones siga o vaya paralelo a su lecho hace que las escorrentías lo conviertan en una trocha rota, herida por una  serie de profundas cicatrices que se entrecruzan siguiendo la ley de la gravedad y hacen peligroso transitar en bici por ella. Las piedras y cantos de rodeno también están sueltos haciendo muy inestable el firme para las dos ruedas.

Un alcornoque solitario de grandes dimensiones marca la salida del barranco y a partir de ese momento el camino gana altura hasta dominar por completo todo el valle. Una vez arriba, si nos paramos y contemplamos el paisaje a nuestra espalda entenderemos la belleza de nuestra sierra más valenciana, la más entrañable y querida por los que la tenemos como símbolo de pureza y libertad.

Grandes cipreses marcan el final del recorrido en cuanto a desnivel y en este cruce, unos metros a la derecha llegaríamos a la masía Tristán, antigua residencia de los obreros forestales junto a la vieja mina hoy abandonada, y unos metros casi de frente, ascenderíamos a Montemayor que, a 1105 m es uno de los miradores más aéreos de toda la Calderona y la mayor altura de la sierra. Nuestra ruta sigue hacia la derecha, por un precioso camino que transcurre colgado entre las laderas rojizas de Montemayor y el profundo valle por el que hemos ascendido. Frente a nosotros, las Peñas Altas, o Penyes Altes, donde una cresta de rocas silíceas cuelgan casi al vacío y cierran por el sur el barranco de la Vigueta.

Les Penyes Altes son otro extraordinario mirador sobre la parte más salvaje de la sierra Calderona y la menos conocida. El Gorbo, Rebalsadors, el Alt del Pi y el Oronet son visibles también desde estas penyas, quizás las más salvajes y solitarias de toda la Calderona.  Como rasgos más sobresalientes de la orografía de la zona, cabe destacar por una parte el núcleo triásico oriental, donde se puede encontrar la presencia de muelas calizas como Mola de Segart, Xocainet o la Redona y, sobre todo, una parte del territorio con predominio silíceo en que aparecen espectaculares crestas de areniscas rojas (Gorgo, Garbí, Picaio y las peñas donde nos encontramos.

El descenso desde la cresta de Peñas Blancas lo haremos por una variante. Tras el descenso del último tramo seguiremos hacia nuestra derecha, en dirección sur, para llegar a la pista que desde el collado que abandonamos antes, se dirige a la Font del Poll y Rebalsadors. A nuestra derecha veremos unas vertientes cuya vegetación está en plena recuperación tras el último incendio. La presencia del alcornoque sobre sustrato ácido favorece la humedad y por tanto, que las plantas crezcan más rápido. El alcornoque (querqus suber) no muere tras un incendio. La corteza de corcho que envuelve el tronco es un mecanismo de defensa frente al fuego, ya que los aísla y lo protege. En unos meses el árbol recupera sus primeras ramas y apenas cuatro años después, volverá a dominar el bosque como si nada hubiese ocurrido.

Ya en la pista principal seguiremos de nuevo a la derecha en fuerte descenso por tramos de tierra y asfalto ligero para llegar en largos lazos a la Font del Poll donde podremos recuperar fuerzas y beber agua. Esta fuente, a pesar de su altura, difícilmente la encontraremos seca pues suele manar incluso en verano. En nuestra propuesta bajaremos directos hacia Portacoeli, dejando a la izquierda el desvío que sube a Rebalsador o baja a Serra, según la opción.

Nosotros seguiremos pues en descenso primero y llaneando después hasta el collado bajo el pico de la Rosa y llegaremos a la pista que en espectacular bajada nos lleva a la Font del Marge y a la Cartuja de Portacoeli. El acueducto medieval nos dará la bienvenida, dejaremos la entrada del convento a la izquierda y seguiremos por asfalto hasta el punto de partida, la explanada del Lluc donde hemos comenzado la excursión.

Texto y fotografías: José Manuel Almerich

VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 0.0/5 (0 votos)
Categorías: Comunitat Valenciana, Excursiones, Lugares con encanto
Temas: , , , ,




Comentarios

  1. 01 30 abril, 2014 | Revidox |

    Genial!! Nosotros siempre decimos que para tener un cuerpo y mente sana hay que buscar sitios que te inspiren a ello. Aquí tenemos un sitio fijo para ir.
    Muchas gracias!!

    VA:F [1.9.3_1094]
    Rating: 0 (from 0 votos)


  2. 02 30 abril, 2014 | Revidox |

    Y si buscamos ayudas como Revidox es un complemento genial para el ejercicio y salud

    VA:F [1.9.3_1094]
    Rating: 0 (from 0 votos)



Comentarios

Puedes utilizar las etiquetas más habituales de XHTML en tu comentario.

Formulario para comentar

Loguearme con Facebook

Nombre
Email (no será publicado)
Sitio web
Comentario

Suscribirse a la los comentarios (recibirás un mail cada vez que alguien responda).


Suscripción

Suscripción RSS - Icono RSS Suscribirse RSS / Feed

Suscríbete a través de tu dirección de correo electrónico.



José Manuel Almerich

José Manuel AlmerichEscritor, geógrafo y ciclista de montaña, José Manuel Almerich es un apasionado de la bicicleta por caminos forestales y divulgador por naturaleza del patrimonio rural valenciano. Viajero incansable, ha publicado [...]

leer más