Los Albares


Una extensa red de senderos ciclables en el corazón del Alto Palancia.

En la línea de excursiones de investigación, explorando nuevos caminos y descubriendo lugares poco conocidos, este miércoles nos hemos acercado a conocer los Albares, un complejo nudo de colinas sin excesiva altitud ni desnivel, donde se entremezcla  el bosque mediterráneo, las pinadas antropizadas y los campos de cultivo.

Y digo pinadas antropizadas porque este bosque de pino carrasco y rodeno, ha crecido gracias a la intervención humana quien bien de forma directa o indirecta ha potenciado su desarrollo. El abandono de los campos de cultivo en las zonas menos accesibles y por tanto, la recuperación para el bosque de bancales perdidos, junto con las consecuencias de los incendios forestales, han provocado que estas especies en esta zona sean las predominantes.

Las encinas quedan en algunos rincones de forma meramente testimonial y el abandono de los cultivos tradicionales es un  hecho evidente. Estamos en el corazón del Alto Palancia, entre los municipios de Jérica, Navajas y Altura, población esta última desde donde partiremos.

Esta compleja zona podría decirse que pertenece a las últimas estribaciones occidentales de la sierra Calderona, pero aquí la fuerza del rodeno ya se ha diluido, y se parece más a los montes de Alcublas que a la propia Calderona. Son zonas de difícil acceso, muy olvidadas y sólo conocidas por los ancianos de Altura que en su juventud fueron pastores o agricultores.

Quedan entre los bosques fantásticas sendas que recorreremos en bici y extensas pinadas en un continuo ir y venir, prueba y error, para encontrar los caminos ocultos en numerosas ocasiones por la maleza. La zona que investigamos, podríamos delimitarla a grandes rasgos entre el rio Palancia por el este, siendo la Vía Verde de Ojos Negros una arteria fundamental para adentrarse en este paraje. Por el norte la loma de Jérica, la Dehesa y la loma de la Coronilla, por el sur la sierra del Collado como se conoce en Altura y al este, el Alto de la Cruz, cumbre que en esta ocasión no llegaremos.

La altitud media de todo el recorrido oscila en torno a los 500-600 m siendo la máxima altura del recorrido 640 m sobre el nivel del mar junto al corral de García y el alto de Feliciano. Un antiguo camino, el de Penil o la Canaleta, cruza  literalmente todo este espacio y un sinfín de sendas nos harán disfrutar de lo lindo.

Una sorpresa mas en este territorio a caballo entre las tierras que conforman el valle del Palancia y el macizo de Javalambre, que aun estando lejos, influye de forma decidida tanto en la vegetación como en la climatología.

En esta ocasión nuestro amado líder, José Martí, volvió a demostrar que tiene un GPS incrustado en su cerebro, fenómeno que hace extraordinaria su capacidad  de orientación.

Texto: José Manuel Almerich. Fotos: Juan Soriano/Kelly Alvarez

 

VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 0.0/5 (0 votos)
Categorías: Comunitat Valenciana, Excursiones
Temas: , , , , ,




Comentarios


Comentarios

Puedes utilizar las etiquetas más habituales de XHTML en tu comentario.

Formulario para comentar

Loguearme con Facebook

Nombre
Email (no será publicado)
Sitio web
Comentario

Suscribirse a la los comentarios (recibirás un mail cada vez que alguien responda).


Suscripción

Suscripción RSS - Icono RSS Suscribirse RSS / Feed

Suscríbete a través de tu dirección de correo electrónico.



José Manuel Almerich

José Manuel AlmerichEscritor, geógrafo y ciclista de montaña, José Manuel Almerich es un apasionado de la bicicleta por caminos forestales y divulgador por naturaleza del patrimonio rural valenciano. Viajero incansable, ha publicado [...]

leer más