Deshidratación en ciclistas (Primera Parte)


Como detectar y evitar la deshidratación en ciclistas. Síntomas que nos hacen saltar la alarma.

Estamos  en pleno verano y la hidratación en cualquier deporte  es fundamental sea o no al aire libre. Si queremos seguir practicando ciclismo los días de más calor, hemos de madrugar y finalizar después de  almorzar, no más tarde de las once o las doce de la mañana.

Respecto a la hidratación, hemos de tener en cuenta que cuando  el ciclista  no consume suficiente líquido, las conexiones con el sistema nervioso central se reducen, lo que afecta de manera  directa  los estímulos externos. Es muy importante crear hábitos  de hidratación tanto durante los entrenamientos como en nuestras excursiones. De esta forma el cuerpo obtiene la fuerza necesaria para mantener al ciclista despierto.

Por otro  lado, una  deshidratación aunque sea  leve, puede acabar con una excursión así que  debemos darle toda la importancia que merece esta problema y estar atentos a los  primeros síntomas. Como hemos dicho en infinidad de ocasiones, la mejor solución es la prevención, pero si por circunstancias no ha sido posible, debemos estar atentos ante estos síntomas. Recordemos que tanto la pájara o la deshidratación aparecen en muchas ocasiones cuando pensamos que vamos bien. Igual que la sed, en el caso de la bici, cuando tenemos la sensación, ya es tarde.

Si la pájara ha sido debido a una mala alimentación, puedes recuperarte en poco tiempo comiendo algo, pero mucho cuidado si se debe a una deshidratación porque la recuperación puede que no sea en absoluto tan rápida. Aquí vamos con algunos síntomas que pueden ayudarte a saber que estás sufriendo una deshidratación.

1.- Boca seca y mal olor del aliento

Es uno de los signos más significativos, cuando sientes que tu boca está seca y no eres capaz de producir mucha saliva es mala señal. Párate y comienza a beber líquido poco a poco lo antes posible. A veces achacamos este síntoma al propio esfuerzo, sobre todo cuando nos encontramos en subidas fuertes, pero no dejéis de beber agua.

2.- Mayor número de pulsaciones

Si vemos que nuestras pulsaciones se disparan sin motivo aparente -ante el mismo nivel de esfuerzo- puede ser otro síntoma de deshidratación. Cuando es por este motivo suelen subir entre 15 y 20 pulsaciones más de lo normal, y es una respuesta que genera nuestro organismo para compensar la reducción del volumen de sangre producida por la falta de agua.

3.- Sientes mareos, confusión, visión borrosa…

Se llama hipotensión y en la bici la puedes sentir al estar deshidratado. Cuando sientas estos síntomas al ponerte de pie en la bici o cambio de posición, tomate un tiempo para rehidratarte como es debido.

4.- Color y olor de la orina

Si aún sientes ganas de orinar es una buena señal, ya que en el momento en el que ni siquiera sientes la necesidad puede que tu deshidratación haya ido un más lejos. En cualquier caso al orinar es conveniente observar el color de la orina y si detectamos colores y olores anormales puede significar que no estamos hidratándonos los suficiente.

VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 0.0/5 (0 votos)
Categorías: Comunitat Valenciana, Excursiones, Sugerencias y consejos
Temas: , , , ,




Comentarios


Comentarios

Puedes utilizar las etiquetas más habituales de XHTML en tu comentario.

Formulario para comentar

Loguearme con Facebook

Nombre
Email (no será publicado)
Sitio web
Comentario

Suscribirse a la los comentarios (recibirás un mail cada vez que alguien responda).


Suscripción

Suscripción RSS - Icono RSS Suscribirse RSS / Feed

Suscríbete a través de tu dirección de correo electrónico.

José Manuel Almerich

José Manuel AlmerichEscritor, geógrafo y ciclista de montaña, José Manuel Almerich es un apasionado de la bicicleta por caminos forestales y divulgador por naturaleza del patrimonio rural valenciano. Viajero incansable, ha publicado [...]

leer más