¿Adiós a la cadena? DrivEn, la nueva transmisión para bicicletas.


En ciclismo los avances técnicos han sido constantes, pero la transmisión por cadena se mantenía intacta. ¿Ha llegado el momento del cambio?

Aunque ha habido importantes avances en el desarrollo de la bicicleta en las últimas décadas, sí es cierto que la transmisión por cadena sigue siendo la base del ciclismo

Los materiales, del acero al carbono pasando por el titanio y el aluminio, los cambios, cada vez más sofisticados en evolución constante hasta convertirse en electrónicos, los frenos, desde las zapatas de caucho hasta los frenos de disco, las horquillas de suspensión, de materiales ligeros y compuestas de aire y aceite frente a aquellas antiguas de elastómeros, las suspensión doble que protege la espalda y te permite descender y circular por lugares increíbles, las ruedas, los neumáticos, etc, etc, etc….

Pero la cadena siempre ha estado ahí, una vez superado el impulso con los pies de aquellos velocímetros del siglo pasado, la aplicación de la cadena y el conjunto de platos y piñones significó un avance que se ha mantenido hasta nuestros días, con una evolución constante, con marchas sincronizadas y componentes mucho más ligeros.

Pero la transmisión por cadena siempre ha estado en el punto de mira de los técnicos e investigadores. ¿Por qué? Porque lo veían un sistema superable y  cuya mecánica seguía siendo sencilla, quizá esa sea la  clave del éxito, porque está todo a la vista, todo se soluciona sin desmontar nada, y cualquier persona con un mínimo de conocimientos mecánicos puede reparar una avería rápidamente en lo que respecta a la transmisión. De hecho las motocicletas siguen utilizando este sistema en su mayoría

Pues bueno, parece que ha llegado el momento del gran salto. Un ingenio de origen holandés, patentado como DrivEn ha revolucionado el mundo del ciclismo. Según sus inventores es  mucho más eficaz  que la  cadena, promete mayor velocidad  y aumenta su  eficiencia con menos cadencia de pedaladas.

El primer prototipo de esta bicicleta se presentó en Eurobike, en Alemania. Su funcionamiento se basa en un sistema de transmisión de árbol, compuesto por más de veinte soportes de cerámica. Estos soportes son los  encargados de  dirigir la  energía de cada vuelta de pedal a una serie de engranajes colocados tanto en la rueda delantera como trasera.

El nuevo sistema DrivEn permite transmitir a las ruedas mayor fuerza porque reduce piezas. No hay desviadores ni cadenas. Cuenta con 13 modos de funcionamiento distinto y además con distintos programas adaptados al terreno. Así se especula con que habrá modo para montaña, modo para terrenos blandos, modo ciudad y modo para carretera entre otras muchas posibilidades. Los investigadores que  han realizado el proyecto lo llaman “transferencia neta” y afirman que el rozamiento se reduce en un 50%.

Pero juzgad vosotros mismos; en este video puede verse el funcionamiento. Aún es pronto para ver los resultados, pero por lo que parece, las más refinadas y avanzadas tecnologías han llegado también, a las arterias de la bici.

Fuente y fotografías: elconfidencial.com

Texto: José Manuel Almerich

VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 0.0/5 (0 votos)
Categorías: Comunitat Valenciana, Material deportivo, Mecánica y mantenimiento, Noticias
Temas: , , ,




Comentarios


Comentarios

Puedes utilizar las etiquetas más habituales de XHTML en tu comentario.

Formulario para comentar

Loguearme con Facebook

Nombre
Email (no será publicado)
Sitio web
Comentario

Suscribirse a la los comentarios (recibirás un mail cada vez que alguien responda).


Suscripción

Suscripción RSS - Icono RSS Suscribirse RSS / Feed

Suscríbete a través de tu dirección de correo electrónico.

José Manuel Almerich

José Manuel AlmerichEscritor, geógrafo y ciclista de montaña, José Manuel Almerich es un apasionado de la bicicleta por caminos forestales y divulgador por naturaleza del patrimonio rural valenciano. Viajero incansable, ha publicado [...]

leer más