Un pecio desconocido


Cuando ya parecía que todo era una fantasía, el barco hizo su sigilosa aparición

Que los barcos hundidos atraen a los buceadores no es ningún secreto, como tampoco lo es la mezcla de aventura e historia que suele rodear todo lo relativo a los pecios, por muy conocidas que sean las circunstancias del hundimiento, fecha, identidad del barco y de su carga. Pero de vez en cuando o, mejor, muy raramente, ya sea por pura casualidad o por ir tirando de un fino hilo de información, se producen hallazgos de barcos hundidos de los que se ignoraba su existencia y que, al menos inicialmente, carecen de historia y de pasado documentado. Entonces la sed de aventura y la emoción actúan de motor para explorar y averiguar lo sucedido. Algo así nos pasó con el barco que ahora nos ocupa y que, por pura convención vamos a llamar El Casquet, sin que este nombre se corresponda en modo alguno -ya sería casualidad- con el suyo verdadero.

Bucear y buscar, una aventura contínua

Hacía tiempo que veníamos oyendo en Xàbia, tanto a pescadores -los que más saben de los fondos locales- como a otras gentes de mar, rumores que hablaban de la probable existencia de un barco hundido en el sitio donde tantas veces se les habían quedado enganchadas las redes, haciéndoles perder tan preciada y necesaria herramienta de trabajo. Por eso, evitaban faenar directamente en estos fondos, aunque eso sí, procuraban lanzar las redes cerca de este punto para verse beneficiados de las abundantes capturas que procedían de este oasis en el desierto de fango de alrededor.

El buceo profundo requiere equipo pesado

Cuando los rumores llegaron hasta nosotros se formó un pequeño grupo de buceadores de esos que, no sin cierta calibrada temeridad, buscan ir un poco más allá y que encuentran en las habladurías de los marineros un motivo para explorar fondos que por sí no tendrían ningún interés. Nos pusimos manos a la obra y decidimos invertir muchas jornadas en sondear áreas de mar, en descender repetidas veces para no encontrar más que unas pocos riscos que, en mitad de un arenal, habían conseguido engañar a la sonda y a nosotros con la esperanza de haber hallado el deseado objetivo. Entonces, cuando muchos habrían cesado en el intento una vez atemperada la emoción inicial de la aventura y tras continuas frustraciones que los devuelven a la realidad, es cuando continuamos y nos mantuvimos en la corazonada de encontrar eso que, aún ignorándolo, estábamos convencidos de que existía muy cerca, como si un inaudible susurro nos animara a persistir y así, un día de septiembre, durante un descenso más a un fondo de unos -50mts en unas aguas con mucha corriente y más turbidez hizo su aparición nuestro barco. Como correspondía a la situación, el Casquet se presentó muy sigilosamente, rodeándose de una nube de partículas en suspensión que parecían levitar en franja a esa profundidad y que inicialmente nos hizo sospechar que se trataba de una capa más de agua de esas que encuentras a veces mientras desciendes y que atraviesas para mostrarte otras aguas más limpias o sencillamente diferentes, como sucede con las habituales termoclinas veraniegas. Desconfiando de la nube gris y tal vez para descartar la narcosis que siempre amenaza a esas profundidades apoyo la mano y advierto que está duro, no es ningún velo de partículas, y a renglón seguido y casi por instinto saco el cuchillo y golpeo con la hoja en el fondo para comprobar que es de metal: hemos encontrado el barco fantasma.

El barco aún conserva la superestructura de cubierta

VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 5.0/5 (3 votos)
Un pecio desconocido, 5.0 out of 5 based on 3 ratings
Categorías: Comunitat Valenciana
Temas: , , , , , ,




Comentarios

  1. 01 Deni Man 26 agosto, 2010 | comentarista |

    … Ya se ha acabado? que pena, ya estaba imaginando más, mucho más… detalles del pecio, una historia de naufragios y lucha contra los elementos, o algo todavía más emocionante… Gracias

    VN:F [1.9.3_1094]
    Rating: 0 (from 0 votos)


  2. 02 Deni Man 26 agosto, 2010 | comentarista |

    Claro que hay más, pero tampoco es cuestión de cansar… Qué va, los hechos narrados, aunque reales en esencia, han sido novelados pero todavía hay mucho que hacer, como averiguar lo que preguntas: de dónde venía, qué contiene, por qué no consta la existencia de este nada pequeño barco… y en eso estamos amigo

    VN:F [1.9.3_1094]
    Rating: 0 (from 0 votos)


  3. 03 30 noviembre, 2014 | Bobby Schappert |

    My developer is intending to influence me to advance to. lattice coming from PHP. I have got forever disliked the concept as a result of costs. On the contrary he’s tryiong it’s improbable that any the a minor total of. I’ve been using Movable-type by several websites for approximately a 12 months and are anxious regarding switching to a pristine platform. I get heard superb reasons for having blogengine. clear. Is there a means I possibly will transmit every one my wordpress satisfy engrossed? Any stop may possibly ensue especially treasured!

    VA:F [1.9.3_1094]
    Rating: 0 (from 0 votos)



Comentarios

Puedes utilizar las etiquetas más habituales de XHTML en tu comentario.

Formulario para comentar

Loguearme con Facebook

Nombre
Email (no será publicado)
Sitio web
Comentario

Suscribirse a la los comentarios (recibirás un mail cada vez que alguien responda).


Suscripción

Suscripción RSS - Icono RSS Suscribirse RSS / Feed

Suscríbete a través de tu dirección de correo electrónico.



Rafa Martos

Rafa MartosTécnico Deportivo en AA.SS, Instructor de buceo y fotógrafo submarino, autor de publicaciones divulgativas de buceo y snorkel, editó el libro Buceo en la Costa Blanca y es [...]

leer más