Disfrutando de las profundidades


La mayoría de nuestras inmersiones deportivas y/o recreativas las llevamos a cabo por encima de los -30 m de profundidad. Pero más abajo la emoción continúa.

A todos nos gusta disfrutar de la luz y del color cuando buceamos, y por eso  lo solemos hacer en aguas someras en las que entran con fuerza los rayos solares. Pero si seguimos más abajo descubriremos un mundo muy diferente, tanto en sus características como en nuestras percepciones. Me refiero a descender por debajo de los -30 m y los cambios que vamos a notar. Unos pueden generarnos cierta incomodidad o desasosiego al no estar acostumbrados al nuevo entorno. Otros nos sorprenderán gratamente, y son éstos de los que hoy vamos a tratar. Ya veremos con más detenimiento los aspectos menos gratificantes.

Acceder al buceo profundo, entendiendo éste el que se desarrolla entre -30 m y -40 m suele ser una inquietud que más pronto o más tarde se nos despierta a casi todos los buceadores, cuando ya hemos adquirido experiencia y nos encontramos motivados para formarnos y hacer esta especialidad. Hemos oído hablar a otros buceadores de los sorprendentes fondos, de la impresionante vida marina, de los barcos hundidos… y estamos preparados.

Muchos pecios se esconden en las profundidades

Tras la adecuada formación, siempre imprescindible para esta modalidad de buceo, disfrutaremos del encuentro con una variada fauna, generalmente peces de mucho mayor tamaño que los que solemos encontrarnos en aguas más superficiales. El encuentro con un gran mero que se muestra más confiado con el buceador -no está tan acostumbrado a la presión humana-, pulpos de un calibre inimaginable o peces muy difíciles de ver como el rape, que descansa en los oscuros fondos arenosos son estímulos muy potentes para el buceador curioso que disfruta de la vida sumergida. Otro tanto sucede con las vistosas gorgonias, que como la Paramuricea clavata sólo podemos ver a partir de -35 m y que nos desbordan con su frondosidad y colorido, eso si, cuando encendamos la linterna, ya que todo se nos muestra de un monocromo azulado.

Un rape en el fondo

Descender estas cotas nos permite acceder a sitios menos frecuentados, donde el fondo está más virgen e inexplorado, donde los encuentros son siempre inesperados. Estamos disfrutando de las profundidades

VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 5.0/5 (5 votos)
Disfrutando de las profundidades, 5.0 out of 5 based on 5 ratings
Categorías: Centros de buceo, Comunitat Valenciana
Temas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,




Comentarios


Comentarios

Puedes utilizar las etiquetas más habituales de XHTML en tu comentario.

Formulario para comentar

Loguearme con Facebook

Nombre
Email (no será publicado)
Sitio web
Comentario

Suscribirse a la los comentarios (recibirás un mail cada vez que alguien responda).


Suscripción

Suscripción RSS - Icono RSS Suscribirse RSS / Feed

Suscríbete a través de tu dirección de correo electrónico.



Rafa Martos

Rafa MartosTécnico Deportivo en AA.SS, Instructor de buceo y fotógrafo submarino, autor de publicaciones divulgativas de buceo y snorkel, editó el libro Buceo en la Costa Blanca y es [...]

leer más