Buceando en el Raset


El vasto litoral de Dénia ofrece, sobre todo en la zona de Las Marinas, un montón de buenos sitios  donde disfrutar tranquilamente de nuestra afición al buceo y sin prácticamente concurrencia, dado que es muy poco habitual que los centros de buceo acudan a esa zona a sumergirse.

Y es que los buceadores tendemos a concentrarnos en litorales acantilados o donde hay puntos emergidos a partir de los que sumergirnos. Es normal ya que resulta mucho más vistoso y los puntos de buceo están contrastados y nos ofrecen recorridos de comprobada calidad, sin sorpresas. También en esto somos animales de costumbres.

Pero es precisamente ese el factor que más me gusta del buceo, el de no saber qué vas a encontrarte, haciendo de la inmersión una verdadera aventura. Y esto no supone dejar a la improvisación aspectos como la seguridad, ni mucho menos. Todo con rigor pero libertad en el recorrido subacuático.

De modo que el sábado el amigo Edu me propuso bucear con su embarcación, sin más rumbo que el de hacerlo en un punto que dejara margen a la sorpresa. Buscamos uno que tengo registrado en mi gps desde hace mucho años y que no volvía a visitar desde que lo marqué. Se encuentra frente a la playa del Raset con lo cual la inmersión podía ser espontánea al no requerir de permiso como sucede en la otra opción mayoritaria en el litoral dianense de bucear en la reserva del cabo de San Antonio.

El punto estaba a -25 mts y descendimos con buena visibilidad, algo por otra parte bastante habitual en esta zona. Llevábamos un scooter subacuático de los buenos, que pueden arrastrar dos y tres buceadores, de modo que una vez en el fondo encontramos un arenal pero a los pocos metros de avance, una barra rocosa, que por otra parte parece que jalona muchos kilómetros de este litoral, aunque sin continuidad.

Un montón de vida nos rodeaba. Desde los cardúmenes de castañuelas revoloteando hasta los grupos de pacientes corvinas que se dejaban fotografiar. En la barra numerosas gorgonias y alguna vistosa esponja candelabro. Todo limpio y bien conservado, sin indicios del desgarro de redes de pescadores y sin otros vestigios del paso de humanos más que una vieja ancla perdida por alguna embarcación de recreo, e interesantes restos de cerámica milenaria. Un recorrido vertiginoso y emocionante en los fondos siempre sorprendentes del litoral de Las Marinas.

Un cangrejo ermitaño con doble anémona

VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 5.0/5 (3 votos)
Buceando en el Raset, 5.0 out of 5 based on 3 ratings
Categorías: Centros de buceo, Comunitat Valenciana
Temas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,




Comentarios


Comentarios

Puedes utilizar las etiquetas más habituales de XHTML en tu comentario.

Formulario para comentar

Loguearme con Facebook

Nombre
Email (no será publicado)
Sitio web
Comentario

Suscribirse a la los comentarios (recibirás un mail cada vez que alguien responda).


Suscripción

Suscripción RSS - Icono RSS Suscribirse RSS / Feed

Suscríbete a través de tu dirección de correo electrónico.

Rafa Martos

Rafa MartosTécnico Deportivo en AA.SS, Instructor de buceo y fotógrafo submarino, autor de publicaciones divulgativas de buceo y snorkel, editó el libro Buceo en la Costa Blanca y es [...]

leer más