Luz bajo el mar


Los colores bajo el agua se muestran atenuados, son sólo un pálido reflejo de su verdadera naturaleza

Los verdaderos colores bajo el mar los  podemos comprobar cuando se los devolvemos al iluminarlos con una fuente de luz artificial.

La luz solar es una radiación  que viaja por el espacio  atravesando el vacío y los cuerpos transparentes. Sabemos que la luz blanca realmente está constituida por siete colores, rojo, naranja, amarillo, verde, azul, índigo y violeta, cada uno de los cuales se muestra por decirlo de algún modo, en una frecuencia diferente. La luz visible representa sólo una pequeña porción del espectro electromagnético. Aquellos colores que no vemos a simple vista son los que están por debajo del rojo, es decir, del infrarrojo, y por encima del violeta o  lo que es lo mismo, el ultravioleta.

 

Cuando buceamos, la luz solar que entra bajo el agua experimenta una progresiva pérdida de capacidad lumínica y parte de su  energía se va transformando en calor, de modo que se calienta el agua a cambio de perder luminosidad.

A cierta profundidad todo es de un tono azulado

Esta pérdida es rápida y muy considerable pues ya a tan sólo un metro de profundidad se ha perdido el 60% y a 40 metros sólo llegan un ínfimo 1,5% de los rayos solares por lo que los colores van desapareciendo a medida que vamos aumentando la profundidad.

 

Pero no todos lo hacen a la vez, los primeros en verse afectados son los de las longitudes de onda próximas al rojo, que a partir de los 5 metros van oscureciéndose y perdiendo su fuerza. El naranja comienza a desaparecer sobre los 10 metros y más adelante el amarillo y el verde, de modo que, en función de la transparencia del agua y de la fuerza del sol, sobre los 35 metros de profundidad lo veremos todo de un verde azulado.

Sin luz los colores se pierden

Este desierto tonal puede volver a florecer con sólo iluminarlo adecuadamente, y esa es una de las preocupaciones de los buceadores que toman imágenes del fondo y que se sirven del flash y de los focos para conseguirlo, aunque siempre aplicando la cantidad de luz correcta para que no nos salga ni poco iluminado o subexpuesto, ni sobrexpuesto o con demasiada luz que nos quemaría la imagen.

…y se recuperan cuando los iluminamos

Como casi siempre, el mejor modo de aprender estas técnicas será a base del ensayo-error y las mil repeticiones y pruebas nos harán calcular casi automáticamente la cantidad de luz  a aplicar.

VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 5.0/5 (1 voto)
Luz bajo el mar, 5.0 out of 5 based on 1 rating
Categorías: Comunitat Valenciana, Escuela de buceo
Temas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,




Comentarios


Comentarios

Puedes utilizar las etiquetas más habituales de XHTML en tu comentario.

Formulario para comentar

Loguearme con Facebook

Nombre
Email (no será publicado)
Sitio web
Comentario

Suscribirse a la los comentarios (recibirás un mail cada vez que alguien responda).


Suscripción

Suscripción RSS - Icono RSS Suscribirse RSS / Feed

Suscríbete a través de tu dirección de correo electrónico.

Rafa Martos

Rafa MartosTécnico Deportivo en AA.SS, Instructor de buceo y fotógrafo submarino, autor de publicaciones divulgativas de buceo y snorkel, editó el libro Buceo en la Costa Blanca y es [...]

leer más