Buceando en la isla de la Cala Barraca


La isla del Portitxol, frente a la cala de la Barraca de Xàbia ofrece diferentes posibilidades de inmersión, a cual más interesante.

Bucear en la isla del Portitxol es siempre sorprendente. Prácticamente toda la isla tiene interés, aunque los puntos más conocidos y habituales sean las Termas, ese recorrido que nos lleva a atravesar una plataforma rocosa hueca sobre la que se abren grandes agujeros en los que penetra la luz solar, y la cara norte, donde es muy habitual el cuentro con grandes bancos o cardúmenes de barracudas.

 

El otro día empezamos nuestro recorrido desde la vertiente sur oeste de la isla y avanzamos dejando  la pared a nuestra izquierda, rumbo sur. Al principio encontramos una ladera suave jalonada de rocas de mediano tamaño. Fauna muy diversa irá haciendo su aparición, y uno de los encuentros que más nos llamó la atención fue el de un mero, pues no es nada habitual encontrarlo por estos fondos, donde la pesca está permitida, y, siendo el mero un pez curioso y de hábitos sedentarios, se presta fácilmente a ser ensartado por el certero disparo del pescasub.

La delicada y vistosa gorgonia

Entre las rocas, en zonas donde llega la corriente se yerguen vistosas gorgonias blancas de apariencia arbustiva. Los buceadores novatos siempre se sorprenden cuando les indicamos que no son vegetales sino una colonia de delicados animales filtradores.

 

Vamos girando la pared y aumentando la profundidad. Ya en un rumbo oeste enfilamos la entrada a una especie de cañón rocoso, de paredes pronunciadas que van adentrándose en la montaña mientras se va oscureciendo la luz. Estamos introduciéndonos en las cuevas o mejor, oquedades conocidas como los Baños de Neptuno. Pasamos la primera sin subir a superficie y llegamos a la segunda, más estrecha donde ascendemos lentamente para comprobar que nos encontramos en el interior de la isla del Portitxol, en una cavidad aérea.

Interior de la cavidad en la isla del Portitxol

Enseguida nos volvemos a sumergir en dirección a la salida y recorremos los pocos metros que nos llevan a la otra cavidad, ésta mucho más grande y rodeada de las paredes de la montaña pero completamente abierta, por la que entra la luz del aire libre, dibujando un paisaje extraordinario que nos recarga aún más de motivación aunque ya estamos casi a mitad de aire y es momento de salir y comenzar el entretenido camino de vuelta al punto de inmersión, con tiempo aún de encontrarnos un par de medusas de muy diferente calaña, la casi inofensiva Cotiloriza y la virulenta Pelagia.

Juntas pero no revueltas

VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 5.0/5 (5 votos)
Buceando en la isla de la Cala Barraca, 5.0 out of 5 based on 5 ratings
Categorías: Centros de buceo, Comunitat Valenciana
Temas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,




Comentarios


Comentarios

Puedes utilizar las etiquetas más habituales de XHTML en tu comentario.

Formulario para comentar

Loguearme con Facebook

Nombre
Email (no será publicado)
Sitio web
Comentario

Suscribirse a la los comentarios (recibirás un mail cada vez que alguien responda).


Suscripción

Suscripción RSS - Icono RSS Suscribirse RSS / Feed

Suscríbete a través de tu dirección de correo electrónico.



Rafa Martos

Rafa MartosTécnico Deportivo en AA.SS, Instructor de buceo y fotógrafo submarino, autor de publicaciones divulgativas de buceo y snorkel, editó el libro Buceo en la Costa Blanca y es [...]

leer más