Buceo otoñal en la cala Mascarat de Altea


La Cala Mascarat de Altea casi siempre nos ofrece interesantes oportunidades de buceo.

Hace unos días fuimos a bucear a la Cala Mascarat de Altea. La cuestión es que estábamos en la Vila Joiosa y queríamos hacer una salida desde playa pero había soplado algo de de viento y no encontramos buenas condiciones en la estupenda cala Varadero, que había sido nuestra apuesta. Además, parecía que la situación se iba a reproducir en las inmediaciones por lo que para no perder tiempo apostamos por desplazarnos a la vecina Altea.

Pensamos que la cala Mascarat, que cuenta con una buena protección frente al viento de levante se encontraría en mejores condiciones. Y así fue ya que no además en esa zona el viento parecía haber desaparecido, aunque había señales de que lo hubo unas horas antes y la primera línea de agua aparecía bastante turbia.

Pero más adelante se distinguían perfectamente los tonos verdes y azulados del mar, señal de que la procesión no había llegado tan adentro. De modo que nos equipamos y comenzamos un recorrido que, a diferencia del que solemos hacer aquí, nos llevó por la vertiente derecha de la cala, donde hay una escollera que si la giramos nos va guiando hacia el puerto deportivo.

Bancos de salpas entre la posidonia de la cala Mascarat

Todo este fondo está plagado de vida. Aparece inicialmente arenoso pero enseguida , si enfilamos mar adentro, surgen amplias extensiones de posidonia que como sabemos acogen un montón de peces, ya sean crías que utilizan la selvática disposición de esta planta como guardería, ya ejemplares grandes que han hecho de la posidonia su entorno natural, hasta el punto de que incluso han tomado su color verdoso para pasar completamente desapercibidos, como sucede con el merlo o Labrus merula.

Las salpas son infalibles cerca de la posidonia, pastando eternamente sus hojas aunque también se dice que lo que realmente se comen son los pequeños organismos que estarían cubriéndolas. Sea como fuere, los ordenados cardúmenes de salpas colorean de plata y amarillo el verde de la pradera.

Si nos pegamos a la escollera encontramos la pared rocosa de bloques de piedra, poco profunda pero con multitud de pequeños peces como gobios o blenios y otros que como el salmonete permanecen atentos a cualquier ocasión de comer.

Un salmonete descansa entre la posidonia

Y nosotros también, ya hemos pasado más de una hora en este fondo y llega el momento de salir bien satisfechos por la buena inmersión que hemos disfrutado.

VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 5.0/5 (5 votos)
Buceo otoñal en la cala Mascarat de Altea, 5.0 out of 5 based on 5 ratings
Categorías: Buceando por la Comunitat, Comunitat Valenciana
Temas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,




Comentarios


Comentarios

Puedes utilizar las etiquetas más habituales de XHTML en tu comentario.

Formulario para comentar

Loguearme con Facebook

Nombre
Email (no será publicado)
Sitio web
Comentario

Suscribirse a la los comentarios (recibirás un mail cada vez que alguien responda).


Suscripción

Suscripción RSS - Icono RSS Suscribirse RSS / Feed

Suscríbete a través de tu dirección de correo electrónico.



Rafa Martos

Rafa MartosTécnico Deportivo en AA.SS, Instructor de buceo y fotógrafo submarino, autor de publicaciones divulgativas de buceo y snorkel, editó el libro Buceo en la Costa Blanca y es [...]

leer más