Gerard Pinaud, el primer kiter


Gerard plantado cara a la bestia

Gerard plantado cara a la bestia

Si se escribe un libro sobre la historia del kite y del Funboard en la comarca de la Marina y en la Comunitat Valenciana, el autor/a estará obligado a dedicarle varios capítulos a una persona que fue pionera de estos deportes cuando nadie ni siquiera los conocía.

También ha sido pionero en la modalidad de Kitefoil y con 60 añitos cumplidos, todo un reto

También ha sido pionero en la modalidad de Kitefoil y con más de 60 añitos cumplidos, todo un reto

A mediados de noviembre tuvimos una buena sesión de sur-suroeste en la playa del Arenal Bol de Calpe con olas bien formadas de hasta 2 metros de altura, uno de los spots más bellos de la Comunitat Valenciana y aunque llegué tarde tuve la suerte de poder ver navegando a una de las leyendas vivas del kite, mi amigo Gerard Pinaud, un francés afincado en la preciosa población costera de Xàbia desde el año 1982, que con la edad de 67 años sigue navegando al más alto nivel codeándose con jóvenes a los que triplica y cuatriplica la edad, todo un ejemplo de vida.

En plena acción y a una mano, sobraó

En plena acción y a una mano, sobraó

Probablemente fue el primer kiter que se pudo ver colgado de una cometa en las playas de Dénia y Oliva, allá por 1987 y aunque me consta que en otros lugares también empezaban otros kiters como en Valencia, Mario Funbox y los chicos de Pepe Kitezone y en Altea Jorge Font, etc. nadie puede cuestionar que él fue de los primeros en atreverse con un deporte que acababa de nacer y que se alejaba mucho de lo que actualmente conocemos, con un material prehistórico, sin apenas sistemas de seguridad y con una barra que no despotenciaba nada y lo que es peor sin escuelas ni monitores que te explicasen cómo montar el material y como despegar o aterrizar la cometa o cómo navegar simplemente, eran tiempos de mucha ilusión, de descubrimiento, pero a la vez de jugarse la vida con un deporte desconocido.

la ola quiere comérselo pero no sabe que es el gran Gerard

la ola quiere comérselo pero no sabe que es el gran Gerard

Pero cuando algunos nos resistíamos a cambiar del funboard al kite, Gerard tenía claro cuál iba a ser el futuro de los deportes de deslizamiento en las playas de todo el mundo y en especial en las de nuestro entorno.

Si la técnica y la experiencia es enorme

Con su técnica y dilatada experiencia puede estar navegando en condiciones extremas como cualquier joven navegante, qué envidia los de su quinta

Gerard siempre ha sido un visionario y un adelantado a su época, ha visto antes que los demás lo que iba a suceder y aunque algunos estaban convencidos que aquel aparatoso deporte tenía los días contados, él siempre tuvo claro que el Kite se convertiría en un de los deportes náuticos más practicados en el mundo.

Mucho mérito!!!

67 años y ahí lo tenéis, mucho  mérito y admiración

Sus principios no fueron fáciles y recuerdo sus primeros intentos con aquellos mega arrastres que lejos de desanimarle lo único que le hacían era volverse a levantar y a intentarlo, eso sí, cada vez se fue convenciendo que aquel deporte con aquel material tan poco evolucionado era muy peligroso en manos de personas irresponsables y temerarias y así nos estuvo avisando durante años a todos aquellos que empezábamos a aprender.

A por la rompiente otra vez

A por la rompiente otra vez, por cierto en esta sesión rompió su tabla por esquivar a otro kiter que trataba de recuperar su tabla. Había sido su compañera durante muchos años. Promete repararla porque entre otras virtudes es shaper

No debemos olvidar que en 1997 Gerard no era un jovenzuelo, ya tenía 48 años y empezar a aprender un deporte nuevo con una cometa rudimentaria que tiraba como un demonio sin nadie que te explicase lo que había que hacer, era todo una proeza y exigía altas dosis de valentía y atrevimiento que en ocasiones pudo pagarlo muy caro, pero aunque Gerard ha sido un pionero de deportes de aventura siempre ha sido un hombre prudente que ha sabido reconocer el peligro y dar marcha atrás cuando hiciera falta.

Como buen visionario augura un gran futuro para este tipo de canoas hawayanas, de las que es importador, al loro que quién lo dice sabe mucho

Como buen visionario augura un gran futuro para este tipo de canoas hawayanas, de las que es importador, al loro que quién lo dice sabe mucho

Su vida es un ejemplo para todos nosotros, ha sido feliz haciendo lo que más le gusta y ha luchado para tener este estilo de vida, sus negocios siempre han girado alrededor de sus aficiones y el deporte ha sido su día a día, manteniéndose en plena forma hasta los 67 años, y lo que le queda.

Yo admito ser un gran admirador suyo y espero poder llegar con la misma salud y vitalidad de la que goza actualmente. Y compartir con él muchas sesiones de navegación, a poder ser con olas.

Hasta pronto y PURA VIDA!!!

VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 4.7/5 (7 votos)
Gerard Pinaud, el primer kiter, 4.7 out of 5 based on 7 ratings
Categorías: Comunitat Valenciana
Temas:




Comentarios


Comentarios

Puedes utilizar las etiquetas más habituales de XHTML en tu comentario.

Formulario para comentar

Loguearme con Facebook

Nombre
Email (no será publicado)
Sitio web
Comentario

Suscribirse a la los comentarios (recibirás un mail cada vez que alguien responda).


Suscripción

Suscripción RSS - Icono RSS Suscribirse RSS / Feed

Suscríbete a través de tu dirección de correo electrónico.



Raúl Arellano

Raúl ArellanoRaúl Arellano es un valenciano que practica Kite desde el 2001, anteriormente practicó windsurf durante 15 años. Fue presidente de la AEK, secretario autonómico de Kite de la FVCV, [...]

leer más