El kite NO es una amenaza para el chorlitejo


Chorlitejo Patinegro

El Chorlitejo Patinegro, el protagonista

Ha empezado la época de anidamiento de un pajarito que pone sus huevos en las dunas de nuestras playas, el chorlitejo patanegra y voy a demostrar que los kiters no somos una amenaza para esta especie.

Sandra realizando ejercicios de calentamiento

La hermosura se funde con la naturaleza

Aloha amigas/os, si ya teníamos en contra a los propietarios de viviendas construidas en primera línea de playa, que consideran que el tramo de playa que hay delante de ellos es de su propiedad y algunos bañistas que consideran que la playa es solo para bañarse y tumbarse a la bartola, ahora se unen en nuestra contra aquellos que piensan que los deportes náuticos y en especial el kitesurf, son una amenaza para la fauna y la flora del cordón dunar.

Pollo recién nacido y otro rompiendo el cascarón

Pollo recién nacido y otro rompiendo el cascarón

El turismo activo está de moda en todo el mundo pero queda claro que no lo va a tener nada fácil.
Algunos mal informados y si me lo permitís malintencionado,s aseguran que los kiters lanzamos las cometas contra las dunas, molestando a la fauna que habita en ellas.
Muchos de los tramos de playa donde se nos permite practicar kite, son precisamente donde no existe masificación de bañistas porque son playas de difícil acceso, sin servicios, pero que mantienen todavía su estado salvaje y que resisten como pueden el acoso permanente de la especulación inmobiliaria.

Carpobrotus edulis, hermosa planta aunque invasora

Carpobrotus edulis, hermosa planta aunque invasora

El deportista kiter, por definición, es un ecologista activista, no de boquilla, una persona que pasa la mayor parte de su tiempo libre en entornos naturales todavía vírgenes y que cuando llega a la playa se presenta ante ella/él un paisaje paradisíaco, con las imponentes dunas de las playas de Oliva o del pollo (Cullera) cubiertas de praderas de flores lilas (Carpobrotus edulis, uña de gato), el manto dorado de arenas finas, con las ondas perfectamente dibujadas en sus superficie por el viento, sus aguas transparentes, de azul intenso o turquesa, como la playa de Calpe o los micro paraísos de las desembocadura de los ríos, como el Algar en Altea, con su pequeña laguna y sus patos nadando por su superficie.

Por aquí accedemos los kiters

Por aquí accedemos los kiters

Cuando estamos en el agua navegando tenemos ante nosotros una vista privilegiada de los principales monumentos de la naturaleza de nuestra costa, el Penyal d’Ifach, el Montgó, etc.
Somos los primeros interesados en que esta maravillosa naturaleza, que todavía resiste los ataques de la especulación inmobiliaria, siga así e incluso pueda mejorar.
El Kiter sabe muy bien que no debe patear las dunas por cualquier sitio, ni sobrepasar las cuerdas que delimitan las zonas protegidas para no dañar la fauna y la flora, sabe que debe caminar por las pasarelas de madera o por las sendas marcadas por los Ayuntamientos y aprovecho para recordar que es obligación de los mismos marcar las sendas por las que podemos acceder a la playa.

Las dunas y playas de Oliva son un ejemplo de protección medio ambiental

Las dunas y playas de Oliva son un ejemplo de protección medio ambiental

Las escuelas de kite y en especial sus instructores, han sido bien formados para que trabajen respetando siempre el medio ambiente y saben muy bien que deben mantener la suficiente distancia con respecto a las dunas para evitar que a sus alumnos se les caiga la cometa encima de ellas.
Por suerte las playas de la Comunitat Valenciana son muy amplias, especialmente en las zonas autorizadas kite, y hay distancia suficiente para que las cometas no caigan encima de las dunas.

Desembocadura río Algar en Altea

Desembocadura río Algar en Altea

El Kiter es una persona muy concienciada con su entorno, si genera basura, la recoge incluso si no es suya, también lo hace, no queremos que el lugar donde disfrutamos practicando deporte y acudimos día tras día, se convierta en un vertedero.
El Kite no utiliza combustibles, no contamina, aprovecha la energía eólica y los colores de sus cometas adornan y complementan un entorno ya de por sí hermoso.
Como conclusión os diré que la prohibición nunca es una solución, todo lo contrario, la regulación es la verdadera solución para que la naturaleza no sea agredida, pero pueda ser disfrutada y admirada por el ser humano.
Buena amigas/os, espero que os haya gustado este post y que colaboréis en la protección y cuidado de nuestras playas.

Hasta pronto y PURA VIDA!!!

VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 4.8/5 (18 votos)
El kite NO es una amenaza para el chorlitejo, 4.8 out of 5 based on 18 ratings
Categorías: Comunitat Valenciana, ecología, kiteboarding, Kitesurf, medio ambiente, naturaleza, playas, técnicos, turismo, zonas autorizadas
Temas: , , , , , ,




Comentarios


Comentarios

Puedes utilizar las etiquetas más habituales de XHTML en tu comentario.

Formulario para comentar

Loguearme con Facebook

Nombre
Email (no será publicado)
Sitio web
Comentario

Suscribirse a la los comentarios (recibirás un mail cada vez que alguien responda).


Suscripción

Suscripción RSS - Icono RSS Suscribirse RSS / Feed

Suscríbete a través de tu dirección de correo electrónico.



Raúl Arellano

Raúl ArellanoRaúl Arellano es un valenciano que practica Kite desde el 2001, anteriormente practicó windsurf durante 15 años. Fue presidente de la AEK, secretario autonómico de Kite de la FVCV, [...]

leer más