‘Solo’, una película de aventura y superación de un surfista


Cuantas veces nos habremos encontrados “solos” pero con todos los huesos en su sitio. Mañana se estrena la película Solo, dirigido por Hugo Stuven y producido por Miramar Media Entertainment y Playa Jarugo AIE. Alain Hernández que interpreta al protagonista, muestra en un primer momento a un joven que necesita escuchar su cuerpo y su mente para poder organizar su vida.


Tras la soledad y la situación que se encuentra, le empiezan a pasar por la cabeza un montón de fotogramas de lo que no tendría que haber hecho o haber hecho en su vida, con la familia, amigos y personas más queridas. Lo que se puede decir cuando ves que te quedan pocas horas de vida y entras en un círculo de arrepentimientos o recuerdos bonitos, para cuando te duermas profundamente te puedas sentir libre.

Hugo Stuven junto a J.A. Bayona, son de los pocos cineastas españoles que eligen el cine de supervivencia para contar una historias íntima y dolorosa. Basada en hechos reales, Solo cuenta la agonía del surfista Álvaro Vizcaíno que, en septiembre de 2014, sufrió una terrible caída tras precipitarse desde un acantilado. Fueron dos días de deriva emocional, de inclemencias meteorológicas y de dolores extremos, por la fuerte caída. Se rompió la cadera por tres partes, se fracturó la pelvis y se hizo una herida abierta en el brazo izquierdo. Sin embargo, hoy mira el horizonte con más energía.

Hugo Stuven

Alain Hernandez

Es algo que me recuerda a una situación que tuve con unos catorce años. Estar en el hospital, sin que los médicos sepan que te pasa, llegue un cura para darte la extremaunción, por no tenerlo muy claro…ver pasar imágenes borrosas y notar el cuerpo cansado. Y tras un revuelo de médicos notar un corte en el abdomen, quedarme dormido y despertarme sin saber que había ocurrido. Es algo que te cambia la visión de vivir el día a día y seguro que más de uno que ha estado en una situación parecida, de estar más allí que aquí tendrá una visión parecida de ver las cosas.

Ni el mar ni las rocas tuvieron la culpa de nada. El surf es parte de sí mismo y, a pesar de esos nervios evidentes, sonríe. Rendirse le salvó la vida, entonces. Y eso es algo difícil de olvidar.

Aquel día, Álvaro se levantó esa mañana como muchos hacemos, de un salto de la cama pensando en las olas que vamos a tener durante el día. Terminaba de pasar la noche con una chica, tras una ruptura sentimental. De camino a casa, pasó por zona de dunas que le hacía recordad a su ex, un lugar entrañable para ver un atardecer espectacular. Por lo que camino que tendría que hacer para ir a surfear lo modificó por los sentimientos de ese momento. Se empeñó en ver bien de cerca la caída del acantilado.

Álvaro Vizcaíno

La suma de una duda al borde de un acantilado no te asegura estar muy seguro, pero en ese momento Álvaro no pensaba más que en el pasado con su ex. Sin darse cuenta, se resbaló. Fue bajando sin poder frenar con las manos ni pies. Finalmente consiguió agarrarse al borde, pero era casi imposible evitar la caída. Era un momento de pensar, poco puedo hacer aquí medio colgado y tengo una caída de casi diez metros… un caída que antes o después se hará realidad. Por lo que fríamente tomó le decisión de dejarse caer, para caer de lado con la cadera rota, la pelvis fracturada y una herida abierta en el brazo izquierdo. Casi nada con todo lo que le venía más tarde, tras encontrarse en un lugar solitario y de acceso imposible.

Y como no quiero contar muchos fragmentos de la película ni dar más detalles, os dejaré un par de párrafos, animando a pasar mañana 3 de agosto una tarde de cine. Que seguro que estarás más fresquito que en la calle 😉

 

Solo, una película sobre el auto reconocimiento

Nadie sale en busca de sí mismo sin huir, precisamente, de sí mismo, de lo que hasta ese momento ha sido. Y en medio de los embates del mar y la misericordia de la marea, ahora el joven surfista se debate entre el recuerdo de su relación con su familia, del daño que inconscientemente les ha causado y su presente voluble y asfixiante.

De esta lucha con el mar, eterno medium, emerge una persona que se descubre por medio del dolor de reconocerse y de aceptar quién es. Queda entonces saber si esta nueva versión de Álvaro Vizcaíno podrá sobrevivir a sí mismo o si el mar, como de costumbre, volverá a quitar todo lo que da.

“Solo” también fue un largometraje difícil de rodar

Solo es el segundo largometraje que realiza Hugo Stuven para la pantalla grande, junto a Anomalous (2016). Esta cinta se estrenará el próximo 3 de agosto y ha sido una de las películas más alabadas del Festival de Málaga. El resto del equipo está conformado por Aura Garrido, Ben Temple y Leticia Etala. El más reciente film de Hugo Stuven muestra además su madurez cinematográfica, a través de las secuencias fílmicas y de su inquietante guión. A través de la historia de Álvaro, el espectador se verá identificado con el reflejo más puro y descarnado de la condición humana llevada al límite, en un duro viaje de autoconocimiento, la capacidad de comenzar de nuevo y la invitación a la reflexión, todo a través de una película.

Y con esta foto de tranquilidad, os dejo hasta el próximo artículo.
Recuerda ¡Larga vida al LOG!
@pepolongboard

VN:F [1.9.3_1094]
Valoracion: 0.0/5 (0 votos)
Categorías: Cine, Comunitat Valenciana
Temas: , ,




Comentarios


Comentarios

Puedes utilizar las etiquetas más habituales de XHTML en tu comentario.

Formulario para comentar

Loguearme con Facebook

Nombre
Email (no será publicado)
Sitio web
Comentario

Suscribirse a la los comentarios (recibirás un mail cada vez que alguien responda).


Suscripción

Suscripción RSS - Icono RSS Suscribirse RSS / Feed

Suscríbete a través de tu dirección de correo electrónico.



Pepo Torres

Pepo TorresPepo Torres Rengel. A los 8 años de edad comenzó su pasión por los deportes de deslizamiento de agua, en especial el surf. Comenzó como muchos con el Bodyboard y [...]

leer más